17 ene. 2010

Africa. ¿Explotación o salvación para la tierra?


El día 11 de Enero la revista « África Business » menciona en un articulo el tema de la tierra en Congo-Brazzaville bajo el titulo de “Concesión, Explotación, salvación”? ¿Y esto por qué?

En la actualidad mas de 30 millones de hectáreas de tierra en cerca de 30 países africanos han salido a subasta para un grupo de corporaciones y gobiernos; desde la China que acoge a una quinta parte de la población mundial en un 8% de tierra arable en el mundo, a naciones del Golfo ricas en petróleo pero pobres en agua. Los tratados sobre estas transacciones normalmente se guardan en secreto aunque algunas fuentes se han enterado de que generalmente están caracterizados por dar libre acceso al agua, poder repatriar los beneficios obtenidos, la exención de pagar impuestos y la habilidad de los inversores a adquirir tierras sin coste alguno con muy pequeña restricción de poder exportar los productos alimenticios a cambio de una promesa muy frágil de desarrollar en el país infraestructuras y abrir mercados.
Desde luego que los términos de las concesiones varían de un país al otro y de negociación en negociación y en algunos países concesionarios consiguen algunos acuerdos muy duros y en otros casos son los inventores los que marcan las pautas.

Este debate continúa en el momento en que se discute mucho la cesión de 200.000 hectáreas de tierra del Congo a los agricultores Surafricanos lo que cambiaria toda la táctica de la compra de tierra por las Multinacionales. Estas concesiones se hacen para el uso domestico lo que puede asegurar en el futuro la alimentación en el país, producir buenas cosechas y reducir la deuda de la Republica del Congo del 70 al 40 por ciento de su Deuda Publica en un año.
Hablando de los agricultores Surafricanos ciertos expertos dicen que pueden producir sin ayuda del Gobierno, pueden competir con los mejores del mundo incluso con sus pocos recursos.

África tiene unos problemas grandes que resolver y entre ellos se encuentran asegurar la alimentación a este continente tan rico en recursos naturales y también evitar la expoliación de sus tierras en muchos casos de una manera aparentemente legal pero poco ética y usurera. Robos con guantes blancos. Las alternativas que vayan apareciendo a pesar de sus limitaciones e inconvenientes son sugerentes de que a largo plazo habiéndose podido beneficiar los que las cultiven durante más o menos periodos de tiempo aseguren que la tierra continúe perteneciendo a sus dueños verdaderos.