13 sept. 2010

Carta de una cooperante sevillana en Malawi


Proyecto de la Escuela de Agricultura.
Queridas amigas todas:
Perdonad por mi largo silencio y un mensaje común, pero no encuentro tiempo para más, y por aquí las cosas marchan a su manera, unos días sin luz, otros sin tiempo, otros sin ganas, en fin, hoy me pongo a escribiros aunque ya son las 10 de la noche. ! Hora de ir a la cama!
Yo estoy de nuevo adaptada aquí y con bastante trabajo.
Por aquí bien y sobretodo concentrada en el huerto de frutales de la escuela, cuidándolo con mi cuadrilla de 10 trabajadores y viendo cada vez más claro lo difícil que es aquí la vida para los malawianos y las pocas oportunidades que tienen.
La obra de la escuela está bastante adelantada, de hecho los edificios están prácticamente acabados, pero no sé cómo se lo montan porque nunca terminan, siempre hay algo más que hacer y ESCOM (la compañía eléctrica) no instala el transformador ni la conexión que necesitamos, es una desesperación y eso que se ha pagado por adelantado hace más de un año.
El día 3 vinieron dos de mis colegas del proyecto y han estado instalando el sistema de riego bastante sofisticado para este lugar. Se marcharon el día 16. Hemos hecho un enganche en una casa de la escuela de primaria y hemos conectado una bomba eléctrica instalada en una perforación (pozo) que nos han hecho y eso nos permite regar el huerto de árboles que planté en Abril y un trozo más de terreno. Mando alguna foto.
Por lo menos podremos sembrar una parte del terreno, regar los árboles y seguir plantando algunos más. Les he dicho a mi cuadrilla que cojan un trozo de tierra, y ya que tenemos agua, que planten un huerto para su propio consumo y en ello están.
Seguimos con el programa de construcción de pozos, de los que me ocupo por las tardes.
Y no tengo más novedades. Espero que estéis bien.
Un abrazo.
Ángeles.