9 nov. 2010

Paul Auster


Foto de Wikipedia
He visto las entrevistas que han hecho a Mario Vargas Llosa. Un hombre comprometido y muy politizado. Me gusta. Pero no hago más que pensar en el día en que Paul Auster consiga el Premio Nóbel de Literatura. Me sentiré tremendamente contenta porque no leo nada de autores contemporáneos que le iguale. Sus novelas son extraordinarias y de una originalidad que vienen de la mente de un verdadero creador. Todos sus personajes me hacen levantar muchas veces la vista del libro para hacer algún gesto con la cabeza y sonreír. Y me hacen volver a repetir los párrafos y las líneas… Todos ellos están fuera de lo común, piensan viven y actúan de manera distinta a la de todos nosotros. Son personajes de novelas. Y aun así el simple hecho de pensar que pudieran existir me hace sentirme contenta y abre mi imaginación a otros mundos. ¿No es eso lo que debe de suscitar la literatura en el o la que se sumerge en las paginas de un libro? Conocer nuevos personajes, lugares, maneras de vivir y de concebir la vida. Lanzarnos a la audacia que no poseemos en los entornos en que regularmente nos movemos y hacernos soñar en otras posibilidades.

Y Paul Auster hace de cada novela algo nuevo, original: Un niño que aprende a levitar, un joven universitario que sin razón alguna prueba lo que es vivir sin hacer nada por vivir…un escritor que escribe una novela dentro de su propia novela. Y todos tienen trazos profundamente humanos, todos nos mueven con sentimientos de ternura, de admiración, de simpatía. Espero que le den el Nóbel un día.
Paul Auster es en mi opinión, un regalo para la mente de todos aquellos que amamos la literatura.