15 nov. 2010

Crece el Racismo y la Xenofobia


Historia de la Guia

Los Defensores del Pueblo europeos, reunidos en este mes de octubre
en Barcelona han alertado de que en Europa están creciendo la xenofobia,
el racismo y el rechazo hacia los inmigrantes.


No es una percepción aislada. Diversos informes publicados en los últimos dos años por entidades públicas o de la sociedad civil remachan el mismo
clavo : el aumento del racismo es un hecho constatable en Europa.
Seguramente no nos costaría mucho a cada uno/a de nosotros/as poner ejemplos de ello, simplemente desde las noticias que leemos todos los días y de lo que escuchamos en la calle. Pero ¿ nos hemos parado a pensar en ello con el detenimiento que la cuestión merece?
Es necesario tomar conciencia de esta realidad, ponernos en contacto con los datos, valorar su gravedad y atisbar a dónde nos puede llevar si no hacemos nada para contrarrestarla.

Estamos asistiendo al ascenso en numero de votos y representación política de partidos de ultraderecha que agitan la bandera del rechazo al extranjero ( ¿ nos olvidamos que un día también lo fuimos extranjeros los españoles?), el nacionalismo a ultranza, y, en muchos casos, la oposición a los principios democráticos. El mapa de ascenso abarca ya Italia, Austria, Holanda, Dinamarca, Suecia, Noruega y Hungria.

!Que fácil olvidarnos con la crisis de que los emigrantes nos han ayudado en tiempos de bonanza y aun lo hacen a cuidar a nuestros enfermos, nuestros padres ancianos, nuestros hijos cuando no encontrábamos en medio de los españoles esa ayuda!. O bien a pegar los ladrillos de nuestros pisos durante los inviernos fríos o los veranos sofocantes trabajando en la construcción, que tanto dinero nos aporto.! Nuestra memoria es bien corta.

El sociólogo francés Alain Touraine en su discurso de recepción del Premio Príncipe de Asturias de las Ciencias Sociales nos recordaba esto:

“Cuando el futuro de todos los europeos se hace mas incierto, es necesario que sin renunciar al trabajo crítico que es una parte vital de las ciencias sociales, nos comprometamos con la misma pasión a defender y ampliar lo mejor que hayamos ofrecido al mundo, la pasión de la razón y el respeto de los derechos universales del hombre.
La tradición cristiana, el espíritu de la Ilustración y los movimientos de liberación se han unido para defender este universalismo. En este mundo heliocéntrico y móvil, nuestro futuro depende en gran medida de nuestra capacidad de combinar nuestra defensa de la pluralidad de las culturas con el universalismo de los derechos fundamentales, políticos, sociales y culturales.

La nuestra es una epoca descarriada.Si nos descuidamos, este siglo recien empezado sera un siglo de retroceso ético; lo digo con pena, pero no lo digo a la ligera. Sera un siglo de progresos científicos y tecnológicos, no cabe duda. Pero sera también un siglo de retroceso ético.”

Y yo me digo que no deseo eso. Que he de pensar en todas las personas que a través de los siglos han dado hasta sus vidas para llegar a donde estamos. Faltaría a ellos sino defendiera esos valores.
Culpar a los emigrantes que han salido de sus países a causa de la pobreza que en muchos casos hemos causado nosotros con nuestras leyes injustas del Comercio y explotación de la falta de trabajo, de la crisis económica es seguir utilizando chivos expiatorios que intenten calmar mi conciencia y la responsabilidad que yo tenga en todo lo que nos esta sucediendo.
Mas noble es reconocer nuestras ansias de tener y poder y de apuntar con el dedo a los corruptos y aprovechados de toda esta situación. No a al emigrante.