18 jul. 2011

!Todo es posible!



En Malawi mucha gente que leía el periódico el pasado mes de Junio se quedo atónita ante la noticia que se daba de que en una familia de un pueblo de Blantyre, antigua capital de Malawi, la gente olvido enterrar a un niño mientras que el ataúd se había depositado vacío en la tierra.

La familia del niño dice que esto se debió a un mal entendido entre los lideres religiosos y los parientes familiares que son los que se encargaban del entierro mientras la familia directa lloraba la perdida del niño en la casa. En Malawi un entierro es un acto al cual acude toda la familia, vecinos y gente de los pueblos próximos a cooperar con la preparación de la tumba, el entierro y la comida que se ofrece a quienes han hecho viajes o andado kilómetros para atender al funeral . Es un acto social al que todos tratan de asistir y aunar sus esfuerzos.

En este caso la reunión concluyo cuando el cuerpo del niño fue encontrado en una habitación de la casa después de que el ataúd ya había sido enterrado y la gente regresaba del cementerio.
Hacia años que una cosa así no había sucedido.