12 jun. 2013

La cumbre del G8 : ¿otra verguenza o una posibilidad?






Las demostraciones contra la cumbre del G8 en donde las naciones más ricas del mundo se encontraran a finales de este  mes  de Junio en Irlanda ya han comenzado. El presidente de Rusia Putin, Angela Merkel y Barak Obama asistirán a ellas.
Las protestas se desarrollaron en Londres en el barrio de Soho y la policía se prepara para las manifestaciones contra esta cumbre del capitalismo mundial.

Llevamos años tras años hablando del hambre en el mundo y socorriendo a damnificados  de una manera puntual y el hambre no desaparece. Lo que está claro es que no falta la comida en nuestro planeta. La tierra produce todo lo necesario para cada habitante allí donde se encuentre. El problema es el de su distribución y entrega: los criterios seguidos para cultivar ciertos alimentos y otros no, el poder que tienen las corporaciones y el aumento  del robo y expropiación de tierras que están haciendo más dura la crisis del hambre, Todos los inversores que  se mueven hacia países como Kenia y la India por el clima tan benigno que tienen hacen que  pequeños agricultores tengan que abandonar sus tierras sin ninguna compensación. Lo mismo sucede con el aumento de los cultivos de bio-carburantes que no solo corta la producción de alimentos sino que hace que la que se cultiva suba de precio y no sea asequible a una inmensa mayoría.

Lo que estas demostraciones y sus organizaciones piden a la cumbre del G8 es que limiten el robo de las tierras en los países en vías de desarrollo y den a la gente más derechos al uso de la tierra. Con esto la población mundial podría alimentarse en su totalidad.

Estos días también escucho que se debate en Europa el incremento de las tasas para las Empresas Corporativas y crear leyes que impidan que paguen impuestos en países que los tienen más bajos que en los suyos. Este es un verdadero tema a tratar en este encuentro.

Lo irónico es que muchos de los países que asistirán a la cumbre del G8 tienen en sus territorios o bajo  su jurisdicción  paraísos fiscales que hacen que billones de esos impuestos vayan a parar a esos paraísos. En tiempos de crisis, obligada austeridad, recortes, falta de empleos para jóvenes y todos este es lo que podríamos llamar “el mayor robo del siglo”.

No pienso que la cumbre vaya a terminar con el hambre, ¡que utopía! pero apoyo a las manifestaciones para hacer fuerza sobre los políticos y poderosos de la tierra para que empiecen a cambiar las cosas y encontrar las soluciones al hambre.