2 jul. 2014

Los motivos y resultados de la emigración femenina en África

¿ Qué pasa con los niños que se quedan sin sus madres en los paises de origen?

La emigración africana tiene una larga historia. Los patrones del día de hoy están influenciados por factores históricos tales como el colonialismo y la creación de fronteras arbitrarias que han buscado dividir étnicamente en países diferentes  a poblaciones que estaban unidas en  el pasado. En las ultimas décadas ha tenido lugar un crecimiento de emigración femenina en África cuando millones de mujeres se han convertido gradualmente en responsables económicos de sus familias. En la actualidad, cerca de la mitad, el 49% de todos los trabajadores emigrantes son mujeres. Una actividad que estaba dominada por los hombres se ha convertido en femenina. Era la costumbre, en especial  en la era de la colonización de que los hombres dejaran su familia atrás y cruzaran las fronteras internacionales para buscar trabajo en la región Sur de África en donde las minas de Sudáfrica eran un imán para el empleo. Las mujeres están ahora mas que nunca emigrando independientemente como un medio de poder encontrar lo necesario para  cubrir sus necesidades económicas  mas que el hecho de tratar de reunirse  con su marido y su familia.

¿ Cuales han sido los principales motivos de la emigración de las mujeres en África?
¿ Cuales son los resultados, positivos y negativos de la emigración femenina?

El numero tan significativo de mujeres que están envueltas en emigración internacional es un patrón que se ha notado desde 1960 cuando la feminización del trabajo migratorio ya estaba  en camino,  incluso antes de que la literatura sobre la emigración femenina floreciera.  En general las regiones desarrolladas tienen un balance mejor entre hombre y mujer emigrante que las de en vía de desarrollo.  En muchos de estos países las mujeres han llegado para la reunificación familiar siguiendo las olas de emigración hechas por los hombres.

Los motivos de la emigración femenina en África

Las presiones económicas por una parte, y los factores de demanda por otra, cambiaron las oportunidades de la emigración para las mujeres y los hombres y en este proceso también cambiaron las normas viejas a cerca de cuales eran los  espacios que se permitían a las mujeres y los hombres.
 En África, por ejemplo el modelo tradicional de migración dentro y fuera del continente  estaba dominado por el hombre “ a lugares lejanos y para mucho tiempo”, dejando a las mujeres detrás responsables de la familia y del trabajo agrícola. La reducción de oportunidades de empleo para los hombres, ha aumentado recientemente la emigración de la mujer dentro y fuera del continente. Mientras que la costumbre de emigración parece privilegiar las opciones de los hombres, el trabajo migratorio ha igualado las motivaciones de las mujeres y los hombres. Ambos tienen razones económicas para emigrar a regiones desarrolladas y normalmente se hace para mejorar las condiciones económicas de la familia.
Sin embargo las mujeres pueden estar motivadas por razones no económicas. Una razón importante puede ser la de buscar otros ambientes mas abiertos.  Factores relacionados con genero, como es la supervisión de las hijas, o falta de opciones sociales para salir de un matrimonio malo, o para huir de la violencia domestica son condiciones que pueden “ empujar” a la mujer a marcharse y emigrar.  De esta manera, las funciones de la emigración no son solo  proporcionar una seguridad económica sino también un camino para la seguridad física  y lugares mejores en donde vivir. Estas normas de genero a cerca de la emigración  no solo influencian los motivos individuales sino también sus políticas.

Los resultados de la Emigración femenina

La incorporación de las mujeres al mercado laboral no ha ido acompañada por una re- distribución del trabajo “reproductor” que continua siendo su responsabilidad principal.

Como resultado de ello, la emigración se ha hecho una solución privada a un problema publico para ambas partes, las mujeres de países pobres y sus empleados en países ricos.
Se importa “ cuidados solícitos ” de los países en desarrollo a los países desarrollados. El argumento es que  “ cuidado” suena como un recurso valioso,  pero los niños y los ancianos  que han sido dejados atrás pagan el precio de esta transferencia de amor a costa de las mujeres que cuidan y dirigen hogares en países diferentes para mantener a sus familias.  Esto naturalmente se refiere al mercado laboral para  “ cuidadores” en los países industrializados que resulta en una migración de mujeres de países pobres para trabajar como “ la nanny”  de niños,  sirvientas , cuidadoras de ancianos y trabajadoras sexuales.  ¿ Que pasa con los niños que se han dejado atrás?.

En  algunas regiones de Zimbabwe los aldeanos entienden que los niños han sido dejados al cuidado de otros y cuando las cosas van mal la madre no esta allí.  Al final la madre es la culpable y la emigración se mira como un desorden moral.  En un estudio  existe documentación de que el dinero enviado por las mujeres a casa es usado por los maridos o los hombres de la casa  en alcohol y cigarrillos. Idealmente la emigración femenina significaría que los hombres toman mas responsabilidad  en el cuidado de los niños, lo que no es el caso. Esta demostrado que muchas mujeres de Zimbabwe que trabajan fuera continúan teniendo la responsabilidad del cuidado de los niños por lo que tienen que organizar y pagar domésticos que cuiden de sus niños en su país. Otro fenómeno que sobresale en la emigración femenina es el constatar como los roles que juegan el hombre dentro de la familia están rígidamente definidos y son difíciles de cambiar.  Por ejemplo, cuando muchos hombres de la región Sur de Zimbabwe y Mozambique  emigran  las mujeres asumen sin problemas muchos de los trabajos tradicionales de los hombres. Sin embargo los hombres son inflexibles para aceptar nuevos roles en ausencia de las mujeres. Es lo que se denomina  la familia “extendida o numerosa” ( primas, tías, abuelas)  la que se hace cargo de la situación cuando las mujeres están fuera.

La situación es muy preocupante  cuando se refiere al trafico de las personas, especialmente las mujeres y los niños. Aunque “trafico” ha sido definido como algo mas vasto que   la prostitución y el trabajo sexual,  a la mayoría de las personas se las trafica por estas dos razones  y se hace mayoritariamente  con las mujeres y los niños. De la parte de “ofrecimiento de servicios”,  la desigualdad de genero predispone  a las mujeres y jóvenes a ser traficadas porque se las considera de menor valor. Por ejemplo el hecho de ofrecer matrimonios gratuitos que libera a las familias del peso de tener que pagar las dotes de sus hijas.

La conclusión de todo esto se puede resumir en que la emigración de la mujer en África ha llegado a un punto en que son las mujeres las que están forzadas a tomar el papel de cabeza  de familia  para aportar las necesidades económicas de sus familias. Ha sucedido en las décadas pasadas en que  la norma  o patrón  se ha convertido en un hecho y en que sea   la cabeza de familia, la mujer,  la que tiene la presión de cruzar las fronteras en busca de trabajo domestico o de prostitución. Sin embargo este cambio de roles pone en cuestión muchos asuntos sobre todo en mujeres casadas en donde el hombre no remplaza  su papel en la familia cuando ellas asumen un empleo.

Para las mujeres que viajan solas, los peligros de ser raptadas y traficadas es muy alto y esta situación supone  muchos desafíos para los que hacen las leyes y que son responsables de la protección de los derechos de los emigrantes.

Nedson Pophiwa
Traducido del ingles. Pambazuka news.