18 abr. 2009

Como cambia la vida…



Es el nombre de un bolero que me gusta mucho y que me lleva rondando la mente desde que hace un par de semanas he cruzado de una orilla a la otra del Mediterráneo.
Lo primero que note es que me parecía la ciudad completamente vacía como si estuviera viviendo en algún sitio abandonado y es que en Argel tenia que abrirme paso entre la multitud que pululan las calles constantemente y aquí empiezo a contar el numero de transeúntes que ocupan las aceras. A veces ocho o diez nada mas y en algunas aceras hasta circulo completamente sola. ¡ No me lo puedo creer, tanto espacio para mi sola y sin necesidad de darme de bruces constantemente con los que vienen de frente ¡.

Todo el mundo siente la crisis y ya me voy enterando de la cantidad de personas que se han quedado sin empleo en España. Empleos que parecían sólidos y estaban considerados de hasta muy buenos. Pero no se han podido mantener y mucha gente esta sufriendo mucho. Los Bancos cierran los créditos, aquellos que anunciaban hace un año o dos como si se vendieran pipas por dos reales y que se podían conseguir casi sin ninguna documentación especial. Créditos para los pisos, para los coches, para las vacaciones, para comprarse un ordenador. Créditos engañabobos. Las desvalorización de los pisos causa un efecto de deuda aumentada con el Banco prestador del crédito y en realidad propietario de los pisos por lo que mucha gente que se compro vivienda no hace mas que pagar los intereses de todo eso sin poder llegar de ninguna manera a amortizar el capital. Les están robando descaradamente y conozco a una familia latinoamericana establecida en España desde hace mas de 8 años con dos hijos que van a tener estos días que devolver al Banco el piso que adquirieron por la imposibilidad de seguir pagando una suma altísima mensualmente y que no pueden reunir aun trabajando el marido y la mujer muchas horas al día. Y de esta manera se han quedado sin 32.000 Euros pagados ya a la financiera y el Banco y sin su piso. Un verdadero robo a mano armada pero sin enseñar las pistolas o el puñal.

Y mientras tanto en Argel se han celebrado las elecciones y el presidente Bouteflika ha vuelto a ganar dejando al país como esta y sin esperanzas de cambio para los miles de jóvenes argelinos que no tienen empleo ni posibilidad de encontrar ninguno después de haber terminado sus estudios en la Universidad. Argel, al que puedo imaginar desde esta otra orilla del mar y mientras paseo por la playa en una mañana fresca de las vacaciones de Pascua. Hace frío y el tiempo también ha cambiado en comparación con otros años como si quisiera con ello decirnos que hay que arroparse mas porque las borrascas aun no han pasado y las flores y el calor del verano van a tardar este año en llegar.
Como cambia la vida…

1 comentario:

Eterna aprendiz dijo...

Me reconozco en tus letras y precisiones, totalmente de acuerdo.
Buena entrada con nombre de bolero y una imagen que llega.
Besitos guapa