23 abr. 2013

Comidas africanas: los insectos

 Recuerdo muy bien mi primera estación de lluvias en Malawi. De los agujeros de la tierra salían cientos de insectos blancos voladores muy ligeros que los niños riéndose y felices  trataban de capturar en sus pequeñas manos. Luego se los echaban a la boca y se los comían. Eran y son insectos muy limpios que proporcionan muchas proteínas.

Parece que al contarlo así puede producir a los aficionados al programa diario de buena cocina de TV española  una cierta aprensión, pero en Malawi la gente se sorprendía mucho cuando les comentaba que comíamos caracoles o que en la región de Valencia se pescaban las anguilas y se degustaban  como un plato muy exquisito. Y no digamos los franceses con sus famosas sopas de patas de rana.

Las costumbres culinarias varían de país a país en todo el mundo y los insectos son en África a veces la única fuente de proteínas que posee la población. En Malawi solo comen carne de vaca en días extraordinarios de fiestas importantes  como la Navidad  o en eventos nacionales y religiosos.

Existen insectos comestibles en distintos países africanos. Las langostas  o saltamontes   se comen en Uganda, Chad, Níger y Sudan, los grillos en Argelia, Zambia y Zimbabwe, los gusanos tostados en la República del Congo, Malawi, Botsuana, y Sudáfrica. Las mariposas en Madagascar, los Coleópteros a la brasa en Togo y en Benin. Y la lista es larga.  Y todos ellos  poseen proteínas y alimentan a la población.

Por tanto es importante que luchemos contra los mitos culinarios y aceptemos los insectos como una dieta normal en otras culturas sin que intentemos criticarlas o cambiarlas. Pensemos  que todos los mariscos o moluscos como las almejas, percebes, cangrejos repugnan a muchas culturas y grupos humanos.

Estas costumbres culinarias son importantes a tener en cuenta si se piensa que según los datos de la FAO, Organización Mundial de la Agricultura y Alimentos  en el año 2050 la población mundial alcanzara 9.000 millones de habitantes y la necesidad de proteínas aumentara en un 70%. Ya no habrá alimentos para todos.  La carne ya es un alimento raro hoy en día y cada vez  mas se convertirá en un manjar de lujo accesible solo a los mas ricos.

Según unos investigadores de la universidad de Wageningen ( Holanda) que hace cinco años estudian 1400 especies de insectos comestibles, afirman que su captura causa un mínimo impacto sobre el ambiente y que para producir un kilo de proteínas  derivadas de los insectos se necesita una superficie diez veces menor que para producir la misma cantidad de proteínas derivadas del ganado o de las aves. Se producen menos gases de invernadero y no se contaminan los campos, ademas de que se economiza el agua.

Ahora todo esto nos parece muy lejano y ajeno a nosotros...Es verdad, pero el mundo cambia, cambia, cambia...y parece ser que nuestro globo terráqueo se va deteriorando debido a lo mal que lo tratamos. Si hay hambre...hasta los nabos o raíces de Escarlata
O´Hara saben a gloria.


10 abr. 2013

Paolo Giordano


1                5

La soledad

3                7
de los numeros primos
9    11        13


He leído la soledad de los números primos de Paolo Giordano de un tirón.
Para mi de un tirón no significa que no pude dejar la novela hasta terminarla sino que he utilizado todos los momentos libres que tenia para la lectura en esa novela.
Desde el primer instante te agarra y ya te provoca a seguirla. Y no me extraña que haya tenido tanto éxito y que la vayan a traducir a 23 idiomas. Lo que me intriga ahora es su autor. Un joven italiano de unos veintitantos años. Yo también estoy convencida de que las novelas buenas como cualquier obra de arte de música, pintura , escultura, ya se tiene dentro de uno, una misma y lo único que hace su autor es sacarla fuera de si. Lo demás puede entrar en el terreno de la composición, de la narración, de la biografia, de acumular datos y personajes con que escribirlas. Pero no la creación.

La soledad de los números primos me ha parecido una novela desoladora y me ha fascinado. Y me alegro de no haberme cruzado con ninguna critica literaria sobre ella antes de leerla, ni buena ni mala así mis impresiones no están condicionadas por nada.
He encontrado la novela de una belleza estética imposible de describir porque es una belleza que se me manifestaba en los momentos mas duros, mas hondos, en el sufrimiento. Como si la belleza pudiera tocarse.
Sus personajes todos, menos una excepción que solo interviene al final como un amigo en la vida profesional se han quedado estancados en un acontecimiento del pasado que les inhabilita para la vida y para la felicidad que tienen al alcance de su mano. Sus vidas se han parado en un momento dado y ya son solo muertos vivientes. Ninguno de ellos hasta la mujer que cuida la casa y hace de ama de casa, vive en la realidad.
Su incomunicación es total...un silencio que sobrecoge y que hace creer malos entendidos, que nunca se atreven a despejar por la comunicación o a poner las preguntas que podrían llevarlos a la redención y a la felicidad. Un silencio, una soledad total les invade...Solo los ojos y la piel hablan en algunos momentos porque no pueden ser controlados por sus personajes. Y así expresan sentimientos de amor que nadie vocaliza, usando gestos y sonrisas y se hacen tiernos y queridos por el lector...Se han negado el derecho a la vida y la felicidad.
En su ultima pagina me he quedado inmovilizada, la verdad es que no sabia que hacer y he permanecido unos minutos intentando poner mis sentimientos en orden. Luego he cerrado el libro muy lentamente.
!Que soledad tan grande! !Que libro tan extraordinario!
¿ Quien eres Paolo Giordano?