22 ene. 2018

Mujeres, migración y prostitución en Europa: no se trata de "trabajo sexual"




Publicado el 3 de enero de 2018 por Begoña Iñarra





Por Anna Zobnina

Desde el comienzo de la reciente crisis humanitaria, a casi un millón de personas desplazadas se les ha concedido el estatuto de “refugiado en Europa”. Según la Oficina del Alto Comisariado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en 2016, más de 360.000 refugiados han llegado a tierras europeas para obtener protección legal. De estos, al menos 115.000 son mujeres y niñas. Lo que algunas personas describen como "una crisis de refugiados" es, por una serie de razones, un fenómeno que se refiere en gran parte al feminismo: las mujeres y sus familias eligen la vida, la libertad y el bienestar en lugar de la muerte, la opresión y la miseria.

Sin embargo, Europa nunca ha sido un lugar seguro para las mujeres, especialmente para las que están solas, pobres e indocumentadas. Los campos de refugiados están predominantemente habitados o dominados por hombres, dirigidos por fuerzas militares, y ni siquiera están equipados con espacios de un solo sexo o incluso con instalaciones sanitarias solo para mujeres. Estos lugares se convierten rápidamente en ambientes de violencia masculina, en los que proliferan la intimidación y las amenazas sexuales. Las mujeres a menudo desaparecen de estos campamentos / centros de refugiados. Como miembros de nuestra red, las mismas mujeres refugiadas que son voluntarias en estos campamentos, nos han dicho que tienen miedo, con razón, incluso no se atreven a ducharse en las instalaciones sanitarias mixtas. Temen ser acosadas sexualmente, y cuando personas de fuera se presentan como trabajadores humanitarios, ofreciéndoles, según ellos para ayudarles, a usar los baños en un lugar seguro, estas mujeres desaparecen y nunca regresan al campamento.

Excepto cuando se identifica a una mujer desaparecida, es imposible saber si la transfirieron o la traficaron a otra parte, si logró escapar o si murió. Lo que nosotras, la Red Europea de Mujeres Inmigrante, sabemos es que las mujeres en nuestras comunidades se han encontrado regularmente en situaciones de trata y explotación: ya sea por matrimonio impuesto, servidumbre doméstica o trabajo forzado. La prostitución es una de las formas más terribles de explotación. Esta explotación produce además de los traumatismos sexuales, el trastorno de estrés postraumático (TEPT), la dificultad física prolongada y el aislamiento social, acumulado, cristalizan en la vulnerabilidad de las mujeres emigrantes.

Para comprender todo esto, no es necesario consultar a la policía, solo tienes que caminar por las calles de Madrid, Berlín o Bruselas. Bruselas, por ejemplo, capital de Europa, donde se encuentra la sede de nuestra red, es una de las ciudades europeas en las que la prostitución está legalizada. Si caminas por el "barrio europeo" - "European quarter" - el hotel de lujo que acoge a los clientes internacionales "acompaña a niñas" - a Molenbeek - el famoso "barrio yihadista", donde los inmigrantes viven aparcados en algunas zonas. Si pasas por el distrito de Alhambra, allí notarás que hay hombres caminando rápido, mirando al suelo. Evitan los ojos de los demás para ocultar el motivo por el que vienen a esta parte de la Alhambra, que es tener acceso a mujeres prostituidas.

Muchas de estas mujeres provienen de antiguas colonias europeas, lo que a menudo se llama el Tercer Mundo, o provienen de las regiones más pobres de Europa. Las mujeres de Rusia, como yo, también son muy numerosas. Si bien las de América Latina, África y el sudeste asiático son fáciles de encontrar en las calles, las mujeres de Europa del Este son estrictamente supervisadas por sus "gerentes", es decir, por proxenetas y se las aísla de los espacios públicos.

Se supone que, en Europa, debemos llamar a estas mujeres "trabajadoras sexuales", pero a la mayoría de ellas les sorprendería esta descripción occidental y neo liberal de su actividad. De hecho, la mayoría de las mujeres emigrantes sobreviven a la prostitución, de la misma manera que se sobrevive a hambrunas, desastres naturales o guerras. No trabajan allí, sobreviven. Muchas de estas mujeres tienen capacidades y cualificaciones y desean utilizarlas en lo que la Unión Europea (UE) llama economía especializada o economía de puestos de trabajo cualificados, pero las leyes de la mano de obra emigrante y la discriminación racial, étnica y sexual no permite que estas mujeres tengan esos trabajos.

La prostitución, por lo tanto, no es un área particular donde las mujeres emigrantes, en Europa, se encuentran por casualidad. La mayoría de estas mujeres emigrantes son objeto de tráfico. Aunque algunas de ellas son identificadas como víctimas de la trata o la explotación sexual, muchas no encajan en este compartimento administrativo. En las calles - en los clubes de striptease, saunas, salas de masaje, hoteles y apartamentos privados - hay mujeres emigrantes que no cumplen con los requisitos formales para ser reconocidas como víctimas de la trata, y por lo tanto, no pueden beneficiarse de la ayuda estatal.

En 2015, la Comisión Europea observó que de 30.000 víctimas de la trata registradas en la Unión Europea, entre 2010 y 2012, casi el 70 por ciento fueron víctimas de explotación sexual. Las mujeres y niñas menores de 18 años representan el 95 por ciento de esta cifra. Más del 60 por ciento de las víctimas han sido importadas a Europa, desde países como Rumanía, Bulgaria y Polonia. Las víctimas que vienen de fuera de los países de la UE provienen de Nigeria, Brasil, China, Vietnam y Rusia. Estas cifras son las de las instituciones oficiales. Las definiciones legales del tráfico de sexo de los documentos europeos son extremadamente difíciles de aplicar, y los trabajadores sociales, que se ocupan directamente de las víctimas, saben que la definición de “trata” no refleja todas las situaciones que enfrentan. La explotación de los proxenetas, la prostitución y el tráfico está tan profundamente arraigados que las definiciones legales no cubren todas las situaciones encontradas sobre el terreno.

Las principales organizaciones no gubernamentales, como Amnistía Internacional, también son conscientes de este hecho. A pesar de su inspección sobre el terreno, en mayo de 2016, Amnistía ha adoptado una política internacional en la que apoya la des-penalización de la prostitución (Amnistía Internacional, 2016 a). La política defendida por la campaña mantenía burdeles, proxenetas y clientes con derecho a ser "agentes libres" - "free actors" en un mercado libre, también llamado "comercio / trabajo sexual" - "sex work”. Amnistía afirma que basa su posición en la des-penalización que tuvo lugar en una "consulta global integral", pero para la que no consultaron a organizaciones o redes, como la nuestra, que se hubieran opuesto a esta recomendación (Amnistía Internacional, 2016b). Este documento, que presenta la posición de Amnistía sobre el tema de la des-penalización, está lleno de expresiones idiomáticas, como el intercambio entre adultos, y en el centro del documento, hay un argumento caritativo: la protección de los derechos de las personas más vulnerables, en particular los derechos de las mujeres emigrantes.

Amnistía no es la única organización a quien conciernen los derechos de las emigrantes. Cada vez más, hay grupos que defienden la noción de "trabajo sexual" y estos mismos grupos desempeñan el papel de "cuidadores" o “carers”. En Londres, la Sex Open University y el Comité Internacional por los Derechos de las Trabajadoras Sexuales - (ICRSE) Amsterdam - Europa, se encuentran entre ellos. Este último está tratando de cimentar su reputación a través de las principales instituciones y redes europeas en Bruselas con el fin de ser reconocido como: "socio respetado según la visión política europea y las legislaturas nacionales, que efectivamente defienden los derechos humanos y los derechos en el trabajo para las trabajadoras sexuales”. (Comité Internacional sobre los Derechos de los Trabajadores Sexuales - Europa, 2016)

Según Amnistía Internacional, lo que legalmente protegería 'el derecho de las trabajadoras sexuales' sería garantizar a los hombres europeos el derecho a acceder a los servicios sexuales con un modelo comercial, sin el riesgo de ser penalizados. Amnistía ha observado cuidadosamente que esta política solo se aplica a los adultos que consienten. Amnistía está en contra de la explotación y la prostitución de menores, que según la organización es una violación. Sin embargo, lo que Amnistía no menciona es el hecho que, tan pronto como una niña refugiada, por ejemplo, es persuadida para que se prostituya, ella no tiene los recursos materiales o psicológicos para escapar o denunciar a quienes la explotan. Es mucho más probable que esté condicionada a aceptar el "trabajo sexual", la industria del sexo como se designa. El "trabajo sexual" se convertirá en parte inevitable de su supervivencia en Europa. De hecho, la línea clara que la política de Amnistía establece entre los adultos que consienten y los menores explotados no existe. Lo que existe es la trayectoria de un individuo vulnerable en el que la agresión sexual se normaliza y se permite la violencia sexual.

La invitación de Amnistía a las mujeres más vulnerables para que den su consentimiento contra la violencia, al ataque sexual, a la prostitución, no es posible porque muchos profesionales lo han permitido. A fuerza de repetir, el término "trabajo sexual" se ha convertido en un lugar común, para académicos y ONGs, que establecen que la prostitución es un trabajo de verdad. Con el trabajo de sexo conocido como "la profesión más antigua del mundo", ahora no sólo es algo políticamente correcto, sino que con estos términos obligatorios, dicen que la prostitución es un trabajo como cualquier otro, sin preocuparse por los derechos humanos.

Del mismo modo, Amnistía y sus aliados aseguran a todos, que la prostitución es una elección. No dicen que nunca será la primera elección de las que tienen otra opción, sino únicamente será la opción de las mujeres más marginadas y desfavorecidas, que tienen la prostitución como la única forma de salir de la pobreza. También en este sentido, Kenneth Roth, director de Human Rights Watch en 2015, dijo: "A todos los que quieren acabar con la pobreza en el mundo, ¿por qué negar a las mujeres pobres la opción del trabajo sexual voluntario? "(Roth, 2015).

También ha sido ampliamente aceptado por profesionales en el terreno de los derechos humanos, diciendo que lo que perjudica a las mujeres prostitutas es la estigmatización. Aunque sabemos que el trauma fundamental es el de la suspensión de la autonomía sexual, que ocurre en cualquier actividad de prostitución, que es siempre destructiva, cuando no es el cliente quien asesina a estas mujeres.

Si buscas a una "trabajadora sexual" entre las mujeres emigrantes que ha sido estigmatizada, nunca la encontrarás. Lo que encontrarás será el comprador de sexo que la mató. La industria del sexo creó el ambiente para que suceda, y los defensores de los derechos humanos, como Amnistía, hacen la vista gorda ante los males sufridos por estas mujeres.

Principio del formulario

Las mujeres vienen a Europa debido a situaciones desesperadas, necesidades económicas y, cada vez más, porque temen por sus vidas. Si alguna vez abandonas tu despacho para hablar con mujeres inmigrantes, mujeres árabes, africanas, indias, filipinas, mujeres de China o Rusia, la probabilidad de encontrar a una mujer que describa la prostitución como "trabajo" es extremadamente baja. Esto se debe a que el concepto de "trabajo sexual" no existe en las culturas de las que provienen. Como muchas otras palabras en el léxico neoliberal, este término ha sido importado e impuesto al resto del mundo por las economías capitalistas occidentales, a menudo realizadas por la ayuda humanitaria a las políticas de reducción de daños, es decir, regulación de situaciones de tráfico, así como programas de prevención del SIDA.

Una economía típicamente capitalista en Europa es la de Alemania, donde la satisfacción sexual de los hombres, se puede comprar abiertamente, al igual que el cuidado dental. El modelo regulatorio alemán se deriva de la des-penalización total de la industria del sexo, seguida de la implementación de algunas reglas menores. En este entorno de mercado abierto, los compradores de sexo y proxenetas no son reconocidos como responsables o explotadores. Entre el 6 de octubre y el 11 de noviembre de 2016, por ejemplo, cuatro mujeres prostitutas fueron asesinadas (Sex Industry Kills, 2016). Fueron asesinadas en clubes de sexo privados, burdeles, lo que los alemanes llaman eufemísticamente "teléfonos móviles de amor", es decir, caravanas en una región o vecindario no atendido por la policía, en la ciudad, donde los proxenetas tienen todo el control y donde van los compradores de sexo. Al menos tres de las víctimas han sido identificadas como mujeres emigrantes (de la República Dominicana y Hungría), y se sospecha que las cuatro fueron asesinadas por sus "clientes" (todos hombres).

Dada la abrumadora evidencia de que la despenalización completa del comercio sexual no protege a nadie, excepto a clientes prostitutas y proxenetas, hay una tendencia a creer que Amnistía, al compilar su política, ha desarrollado un análisis político de la discriminación sexista, racista y social, sosteniendo que la prostitución es un desafío demasiado amplio para superar... Esto es típico de un "síndrome del hombre blanco" - White male syndrome, que Rachel Moran, una superviviente de la trata, ha sugerido (Moran, 2015). Pero la pregunta que requiere una respuesta es: ¿no saben en qué consiste el sexo? Es poco probable que todos los miembros del consejo de Amnistía sean castos; podemos suponer que algunos de ellos han tenido relaciones sexuales en sus vidas y, por lo tanto, saben que el sexo ocurre cuando ambas partes lo desean. Cuando una de las partes no quiere, se llama experiencia sexual no deseada, que se caracteriza en la ley como acoso sexual, agresión sexual y violación.

La violencia sexual es la que trata de la prostitución, y no hay diferencia si es "consentida" o no. El consentimiento, de acuerdo con la legislación europea, se define como el resultado de la libre voluntad de la persona interesada en un contexto de circunstancias (Consejo de Europa, 2011). El consentimiento no debe ser el resultado de una elección unilateral por parte de los hombres, ya que esta es una norma patriarcal.

Un acto sexual no deseado no se convierte en una experiencia aceptable porque la industria del sexo diga que debe serlo. No hay ningún principio moral que lo haga tolerable porque te encuentras pobre, desempleada, indocumentada, huyendo de la guerra o con un cónyuge violento. Es cierto que las mujeres inmigrantes en Europa tienen un derecho limitado al trabajo. También es cierto que sufrimos de racismo, exclusión, xenofobia y eurocentrismo. Aunque Amnistía y cualquier comité de trabajo sexual pueden intentar desafiarlo, eso no nos hace menos humanos que otros. Al igual que los hombres en Europa, las mujeres migrantes tienen deseos sexuales, cuerpos sexuales y derechos sexuales. Estos derechos son autónomos y no pertenecen a nadie, y mucho menos a los hombres que no entienden, o pretenden no entender, qué es el sexo.
La justificación legal que Amnistía, y otros defensores de los derechos humanos con el mismo propósito, ofrecen a los hombres que quieren confundir el sexo con un privilegio para obtener satisfacción sexual, es manipulación psicológica y es ilegal. A menos que olviden que Europa abolió la esclavitud hace dos siglos, no existe un instrumento legal que traduzca la fragilidad económica y legal de una persona en el privilegio de otra persona, imponiéndole sexo a tarifa

Con la mejor intención de ayudar a los migrantes, algunos de nosotros no nos damos cuenta de que aceptar la política de Amnistía es perjudicial para las mujeres migrantes y refugiadas. La despenalización de la prostitución normaliza las desigualdades de género, étnicas y sociales, que ya son difíciles de desarraigar en nuestras sociedades europeas en las que estas mujeres han sufrido, durante mucho tiempo y actualmente, de manera desproporcionada. Esta despenalización aumenta las barreras legales al trabajo digno, que la mayoría de las mujeres migrantes ya enfrentan, dejándolas sin calificaciones y sin oportunidades económicas reales. Lo peor es que elimina lo que incluso las personas más pobres y desfavorecidas, estas mujeres migrantes, llevan consigo mientras se embarcan en peligrosos viajes a Europa: nuestra creencia y nuestra esperanza de que una vida sin violencia es posible y nuestra determinación de luchar contra ella.


Publicado en el periódico DIGNITY, en 2017

Red Europea de Mujeres Migrantes

Biografía de la autora

Anna Zobnina, que es presidenta de la Red Europea de Mujeres Emigrantes (ENOMW) y experta elegida por el Instituto Europeo de Igualdad de Género (EIGE). Nació en San Petersburgo, Rusia. A. Zobnina tiene más de diez años de experiencia en el análisis feminista inter-seccional de la violencia contra las mujeres y la discriminación contra las mujeres, en particular las migrantes, la explotación sexual y la economía del “care”. Anteriormente, trabajó como analista de investigación en el Instituto Mediterráneo de Estudios de Género (MIGE). En la Red Europea de Mujeres Emigrantes, actualmente trabaja para desarrollar la capacidad de las organizaciones de mujeres inmigrantes y para fortalecer la inclusión de las mujeres migrantes en los procesos de toma de decisiones de la UE, en las áreas de acceso al trabajo y justicia, participación cívica y los derechos a la salud sexual.


Cita recomendada

Zobnina, Anna. (2017). Las mujeres, la migración y la prostitución en Europa: no se trata de "trabajo sexual". Dignidad: Revista de explotación y violencia sexual. Vol. 2, Número 4, Artículo 6.

Disponible en http://digitalcommons.uri.edu/dignity/vol2/iss4/6.


Traducción: Wendy Okada para EnoMW y Lise Bouvet para el Colectivo de Recursos de Prostitución


El sitio web de la red: http://www.migrantwomennetwork.org/



La cita espiritual. “Distracciones”. Salvador Ros.




Distraerse es normal, normalísimo, no es ninguna tragedia: se distrae el profesor mientras explica en clase; se distrae el alumno en cuanto pasa una mosca; se distrae el amigo en la conversación más íntima. En fin, que no queramos ser tan devotos de no distraernos en la oración que resultemos exagerados y ridículos. La propia Santa Teresa, después del matrimonio espiritual, ya al final de sus días, seguía distrayéndose: «En eso de divertirme en el rezar el oficio divino, aunque tengo quizá harta culpa, quiero pensar es flaqueza de cabeza; y así lo piense vuestra merced». Efectivamente, es inevitable, «es cosa forzosa y no os traiga inquietas y afligidas». «Hemos de pensar que no mira el Señor en estas cosas, que aunque a nosotros nos parecen faltas, no lo son. Ya sabe Su Majestad nuestra miseria y bajo natural mejor que nosotros mismos; y sabe que ya estas almas desean siempre pensar en él y amarle. Esta determinación es la que quiere; esotro afligimiento que nos damos no sirve de más de inquietar el alma. Así que torno a avisar, y aunque lo diga muchas veces no va nada, que importa mucho que de sequedades, ni de inquietudes y distraimiento en los pensamientos nadie se apriete ni aflija… Y así es bien, ni siempre dejar la oración, ni siempre atormentar al alma a lo que no puede».




Salvador Ros García. El modo de oración de santa Teresa.


Carmelitas Descalzas. Alba de Tormes, 2015. p.27.

16 ene. 2018

Retos Ecológicos para las Religiones



Publicado el 3 de enero de 2018 por Begoña Iñarra


El cambio que está adquiriendo actualmente en la Humanidad un mayor impulso es "la nueva cosmología" de las ciencias cósmicas y naturales. Por primera vez, tenemos una visión científica del Universo: sus orígenes, sus dimensiones, su evolución, las galaxias, las estrellas, los planetas y la vida. Esto significa que poseemos una visión muy diferente a la que teníamos anteriormente.


A lo largo de la historia de nuestra especie, nunca habíamos tenido acceso a esta Visión. Las religiones, llenaron las lagunas de nuestra ignorancia y nuestros temores colectivos, valiéndose de la imaginación y de la superstición. Los mitos crearon un papel social útil e importante. El problema es que hoy no podemos seguir basándonos en una "epistemología mítica", es decir que ahora conocemos "las descripciones objetivas de la realidad." Las religiones imaginaron un pequeño plano, inmóvil, fijo, un mundo que fue creado exactamente como lo vemos, dirigido por un Dios "allá arriba y muy lejos" que era la razón última de todo.


Este "imaginario religioso", confrontado con el nuevo conocimiento científico, se ha desmoronado. Es imposible ser una persona moderna y seguir participando en este “imaginario”. Es el conflicto global entre la ecología y las religiones.


La "nueva historia" que la ciencia nos presenta, por primera vez, una historia científica y una historia compartida por toda la humanidad, ofrece una nueva visión del mundo, desconocida hasta ahora:



Un universo en movimiento total y continuo: nada es fijo, como habíamos pensado anteriormente.



Expandiéndose: todo comenzó con una gran explosión, y todo continúa expandiéndose de forma imparable.



Voluntad y despliegue: no es un cosmos controlado por leyes eternas e inmutables, sino una “cosmogénesis” que se desarrolla desde dentro.



Con la aparición de propiedades emergentes y con la “auto-organización” del desorden del caos: el todo más grande que las partes, pero presente dentro de cada uno.



Orientado hacia una complejidad, con vida y conciencia cada vez mayores, que florece, finalmente, en los seres humanos, que crea una conciencia colectiva y asume la responsabilidad del cosmos.



Holísticamente vinculados, en redes de redes, en el que cada partícula está relacionada con todas las demás.



Esta nueva visión nos pone ante un mundo diferente y cambia radicalmente en diversos aspectos:


Cambia nuestra imagen de la naturaleza:



No podemos seguir pensando que la historia humana es la única historia importante.



No podemos seguir aceptando una calificación religiosa negativa (pecaminosa) de la materia y todo lo relacionado con ella (carne, instinto, sexo, placer).



No podemos seguir aceptando el mito del "pecado original", que todo está contaminado por nuestros antepasados: en cambio, debemos abrazar la realidad de una "bendición original".



En la cosmovisión de hoy, no es posible aceptar un "segundo nivel".



Esto ya no es sostenible. Hoy, todo debe verse "al mismo nivel". No hay "metafísica" (o, al menos, no tiene que ser necesario u obligatorio creer en ella, por útil que pueda ser imaginarla ...).



Esta vida no puede considerarse simplemente como una visión pasajera, una "prueba" que nos califica para la vida eterna, la verdadera y definitiva, más allá de la muerte, para la cual el Creador nos ha destinado. Las religiones de "salvación eterna" necesitan urgentemente hacerse inteligibles en el contexto mental de hoy.


Cambia la imagen del ser humano:



No venimos de arriba ni de fuera, sino de dentro y de abajo, de la Tierra y del Cosmos: somos el resultado actual, la flor de la evolución cósmica.



Es falso que somos superiores, diferentes y retirados del resto de la Naturaleza, con una mente y un espíritu recibidos directamente de Dios.



No somos los "dueños de la creación”. Somos solo una especie más, la única capaz de asumir la responsabilidad.



No podemos vivir separados de la Naturaleza como seres sobrenaturales, artificialmente desnaturalizados.



No somos "sobrenaturales", sino que somos muy naturales, o naturales, en una medida que otros seres no han alcanzado. Somos la Naturaleza y la Tierra que siente, piensa y ama, la materia que ha llegado a la reflexión.


Cambia nuestra imagen de Dios:



La causa de esta visión precariamente limitada de la naturaleza, del cosmos, de la Humanidad, ha sido nuestra insuficiente imagen de Dios.



La visión actual de la realidad ya no nos permite imaginar a un Dios "allá arriba y muy lejos", existiendo en un "segundo nivel superior" del que dependemos desde nuestro nivel inferior de aquí abajo. Hoy vemos que no tiene sentido hablar o pensar en un "fuera de" o en un "por encima" del cosmos.



La idea de un Dios separado de la creación -transcendente- es uno de los principales problemas.



Un Dios antropomórfico como nosotros no tiene sentido: una persona que piensa, decide, ama y se comunica como nosotros ... Dios, Theos o Zeus. Pensar que Dios es Señor, propietario, juez, recompensador y castigador hoy es claramente un antropomorfismo.



La "Divinidad" (en su dimensión real) solo puede encontrarse en la única realidad cósmica.


Regresando al Cosmos y a la Naturaleza


Santo Tomás de Aquino dijo que un error sobre la naturaleza tiene sus raíces en un error acerca de Dios... Hemos sufrido grandes errores en nuestra comprensión de la naturaleza y, sobre todo, por nuestra ignorancia respecto a ella. Por lo tanto, es lógico suponer que la imagen de Dios y de la religión, en relación con la naturaleza, tiene graves deficiencias. Hoy, somos capaces de remediar estos errores. Parece claro que las religiones le han dado la espalda a la naturaleza, especialmente porque han concentrado toda su atención en una pequeña "historia sagrada" iniciada hace solo 3000 años, y que esta es la única "revelación" que toman en cuenta.


La “explosión” de la ciencia en los últimos tiempos es, sin duda, una nueva "experiencia reveladora", en la que el elemento divino de la realidad se nos manifiesta de una manera nueva. Actualmente, nada está inspirando una nueva conciencia espiritual en todo el mundo, como un nuevo relato de nuestra historia cósmica. Las religiones necesitan sentir el “kairos” ecológico de esta hora, regresar hacia el cosmos y la naturaleza, para reconocer en ellos nuestra "historia sagrada", superando el divorcio actual entre la ciencia y la espiritualidad, entre la religión y la realidad. Aceptar el desafío de la ecología no significa incluir "el cuidado de la naturaleza" como un imperativo moral más. Es algo más: es una completa "reconversión ecológica" de la religión misma.


Desafíos para las religiones


No solo ha cambiado la imagen física del mundo. Todo ha cambiado: su origen, su arquitectura, sus dimensiones, su complejidad, su significado. Frente a este cambio, las religiones que han elaborado toda su herencia simbólica (categorías, teologías, liturgia, dogmas, ritos, mitos ...) en el contexto del viejo imaginario parecen profundamente anticuadas, pertenecientes a un mundo obsoleto y distante que no existe, e incluso puede ser inimaginable. El lenguaje religioso pierde su sentido y significado, llegando a ser ininteligible para las generaciones más jóvenes. Las religiones que han servido a la humanidad para expresar las dimensiones más profundas de la existencia durante milenios, ya no parecen funcionar.


En esta situación, las religiones se sienten atrasadas e incomprendidas, sin entender con claridad qué es lo que causa esto. Con frecuencia reaccionan defendiéndose, repitiendo y reafirmando intempestivamente su tradición sagrada, sus "verdades reveladas", sus "verdades eternas". En su lugar, deberían reinterpretarlas y hacerlas relevantes al lenguaje y a los nuevos paradigmas que ahora usamos, abandonando los errores de perspectiva que nos han perjudicado a todos, causados ​​por la ignorancia de la Humanidad.


La década de 1960 fue un momento de esperanza y optimismo en el cristianismo en general, se ofrecía la posibilidad de una profunda renovación interna y una reconciliación con el mundo y con los valores de la modernidad (ciencia, democracia, valor de la persona, libertad religiosa y otras libertades, la perspectiva de los pobres, etc.).


Pero esta primavera se truncó rápidamente, frente al miedo que surgió de la conmoción cerebral que implicaba la renovación. El miedo ganó, frenó este movimiento. Los pasos hacia atrás no han hecho otra cosa que distanciar, más y más, a la sociedad del Cristianismo institucional. Decenas de millones de personas en Europa han abandonado la religión en las últimas décadas, por ejemplo, porque ya no pueden aceptar una cosmovisión que ven ya superada. Buscan una realización espiritual a través de nuevos caminos.


Solo una reflexión profunda, en el campo de la ecología y en otros "nuevos paradigmas", seguidos de una valiente renovación teológica, reabrirán la puerta de la esperanza.


José María VIGIL


Comisión Teológica Latinoamericana de EATWOT


http://Comision.Teologica.Latinoamericana.org/indexEnglish.html
PANAMÁ


20 dic. 2017

MANIFESTACIÓN SOBRE LA DECLARACIÓN DE TRUMP: JERUSALÉN CAPITAL DE ISRAEL




12 de diciembre de 2017


Liga Internacional de Mujeres para la Paz y la Libertad (WILPF)



WILPF lamenta profundamente y deplora el fracaso continuo de los esfuerzos diplomáticos para condenar la ocupación militar de Palestina, en expansión. Instamos a la comunidad internacional y a las plataformas organizadoras a que midan cuidadosamente las respuestas diplomáticas populares, y las más formales, a los problemas de ubicación de la Embajada de los Estados Unidos y el reconocimiento propuesto de asentamientos ilegales por parte de los EE. UU.


WILPF se mantiene firme con el pueblo palestino en su lucha por la libertad y la autodeterminación, mediante la retirada de Israel de la Palestina ocupada y el establecimiento de un estado palestino, en el territorio anterior a 1967, incluida Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén Este como la capital. WILPF condena sin reservas la declaración del presidente Trump de que Jerusalén sea la capital de Israel, y considera que se trata de un acto irresponsable y una violación del derecho internacional y de la resolución del Consejo de Seguridad, de las Naciones Unidas, y cree firmemente que debería retirarse.



WILPF reconoce la responsabilidad histórica de las Naciones Unidas de defender el derecho a la autodeterminación de los palestinos, de acuerdo con el plan de partición de la Resolución 181 de las Naciones Unidas. Además, WILPF recuerda a la comunidad internacional que es un deber de las Naciones Unidas garantizar una solución duradera a la difícil situación de los palestinos, manteniendo y aplicando el Consejo de Seguridad de la ONU y las resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas para lograr la paz y la justicia duraderas, incluidas las resoluciones 194, 181, 242, 525, 271, 338, 465, 476 y 681.



WILPF cree que los asentamientos son ilegales y deben ser completamente detenidos y evacuados. Hacemos un llamamiento a los estados miembros, particularmente a los que votaron en la RCSNU 2334, respaldar sus posiciones expresadas, condenando la construcción de asentamientos con acciones que efectivamente disuadan a Israel de tomar medidas adicionales para completar la anexión ilegal de Cisjordania, y solicitando que se considere una cuestión de urgencia. Cualquier movimiento que pueda poner todavía más en peligro el derecho legítimo del pueblo palestino a la autodeterminación o causar daños a civiles debe evitarse a toda costa.



Recomendaciones


Invocando la Recomendación general CEDAW 30 y SCR 1325 (2000) y las siguientes Resoluciones de las mujeres, paz y seguridad, WILPF hace un llamamiento a la comunidad internacional para que:



• Actué de manera rápida y decisiva para prevenir cualquier acto de agresión diplomática o militar por parte de Israel, que dañe a las mujeres y niñas palestinas.


• Renueve los compromisos con la “diplomacia de seguimiento” para reafirmar la supremacía del derecho internacional y la legitimidad de las Resoluciones del Consejo de Seguridad y la Asamblea General de la ONU, que afirman la ilegitimidad de la usurpación militar israelí en tierras y propiedades palestinas.





• Considere seriamente las sanciones y otras medidas diplomáticas contra Israel para hacerla responsable de sus violaciones del derecho internacional, incluida la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial de 1969, que Israel ratificó.


Traducido del Ingles.

12 dic. 2017

La cita espiritual.

 
"¿Estoy dispuesto a sentirme vacío?".
Jan Chozen Bays.


"En esta cultura da la impresión de que nos molesten esa colección de sensaciones que denominamos hambre o sed. Siempre tenemos una bebida a mano. No hacemos más que picar a lo largo del día. Decimos: «En realidad, no tengo mucha hambre», y nos metemos una comida entera, a fin de asegurarnos de que más tarde no sentiremos hambre. Cuando nos tornamos conscientes de la intensa energía que subyace a este comportamiento constante de llenarse, no tenemos más remedio que plantearnos una pregunta:
¿Estoy dispuesto a sentirme vacío?
No se trata únicamente de una pregunta acerca de cómo se siente el estómago cuando llevas una hora sin comer. También es una pregunta que tiene que ver con toda tu vida."


Comer atentos. Guía para redescubrir una relación sana con los alimentos. Kairós, 2013, p. 246






Publicado en Biotropia



28 nov. 2017

El paisaje religioso europeo


Mapa de 2005



Yasemin El-Menouar, de la Fundación Bertelsmann, aporta una perspectiva paneuropea sobre el tema de la religión.

Aunque Europa se considera el continente de más avanzada secularización, la religión se debate nuevamente. Y cada vez hay más signos que indican -aparte del desafecto por las iglesias reconocidas por los estados- que las creencias religiosas en Europa son cada vez más relevantes. Riesebrodt Martin, sociólogo de religión, resumió la particularidad de este proceso: "Como poder constituyente del Estado, la religión ha llegado a su fin, pero como fuerza social, las religiones juegan un papel muy decisivo en Europa."

Fluctuación de los datos

Teniendo en cuenta el debate sobre la influencia de la religión en Europa, es sorprendente ver cuán inciertos e inestables son los datos. Como se muestra en la “Swiss Metadatabase Affiliation” en Europa (PMSE), muchos países europeos aún carecen de datos fiables y oportunos sobre la afiliación religiosa. Además, muchas estadísticas religiosas se contradicen entre sí, especialmente porque, unas veces se refiere a la pertenencia objetiva, y otras a la pertenencia subjetiva.

Por lo tanto, una encuesta del Eurobarómetro 2015, dijo que la proporción de los cristianos en países de la UE representa actualmente el 72% de la población (45% católicos, 11% protestantes, ortodoxos 10% y 6% otros), y la de las personas sin confesión es del 24% (10% ateos, 14% agnósticos). El número de musulmanes se estima en el 1.8%, el de los judíos en el 0.3%, el de los budistas en el 0.4% y el de los hindúes el 0.3%. Trece de los 28 Estados miembros de la UE (más del 60%) se pueden clasificar como predominantemente católicos, tres sobre todo ortodoxos y dos protestantes. En la República Checa, las personas sin afiliación religiosa son la mayoría, un 64,4%.

Auto-evaluación religiosa

En una encuesta de la firma de investigación de mercado de Berlín Dalia Research realizada en diciembre de 2016, las preguntas se centraron explícitamente en la auto-evaluación religiosa. Muestra que el 50% de los ciudadanos europeos se definen como cristianos (el 42% dice que son católicos, el 8% protestantes). El 38% de los encuestados dice que no son religiosos. El 3% se identifican como musulmanes, 1% judíos, 1% budistas; y el 8% tiene otras creencias.

Si consideramos los seis países más grandes de la UE, la mayoría de los que se proclaman católicos viven en Italia (73%), Polonia (71%) y España (53%). En Francia (58%) y Gran Bretaña (54%), la mayoría de la población afirma no tener confesión. En Alemania, por el contrario, el número de protestantes es proporcionalmente más alto (26%); hay casi tantos como católicos (25%). Francia tiene la mayor proporción de musulmanes (7%), seguida de Alemania (5%) y Gran Bretaña (4%).

Perspectiva Pan-europea

Si no nos limitamos solo a los 28 países de la Unión Europea (507 millones de habitantes), sino que consideramos todos los países europeos (820 millones de habitantes), se destacan cambios, particularmente en relación con la cuestión de la pertenencia al Islam en Europa. De acuerdo con el Estudio Europeo de Valores (EVS) 2008, es cierto que en los 47 países europeos, incluidos los católicos (37%) y cristianos ortodoxos (31%), dominan, seguidos de los musulmanes (15%), que están numéricamente por encima de los protestantes (14.5%). Cinco países europeos tienen una mayoría musulmana.

De acuerdo con las expectativas del Pew Research Center, el cristianismo también se convertirá en la religión más grande de Europa en el futuro; sin embargo, el número de cristianos disminuirá en unos 100 millones para llegar a 454 millones en 2050. Este sigue siendo un porcentaje del 65.2 por ciento, en comparación con el 74.5 por ciento actual. A cambio, la proporción de musulmanes en la población europea aumentará del 5,9% al 10,2%, la de personas sin confesión del 18,8% al 23,3%. El número de judíos en Europa disminuirá ligeramente de 1,4 millones (0,2%) a 1,2 millones.

Nueva importancia de la religión

Las cifras muestran que la religión en Europa no está en declive. Por el contrario, el panorama religioso está cambiando. Hay, en primer lugar, el rápido proceso de transformación que está viviendo el Islam en Europa y que pide un impulso de la reflexión sobre la identidad cristiana. Las comunidades y grupos cristianos autoritarios se escuchan con más fuerza, pero también grupos alejados de la religión. Por otro lado, la migración acelera la pluralización religiosa y contribuye en particular al crecimiento de las comunidades cristianas evangélicas. En 2012, el 42% de los migrantes, llegados a la UE y no europeos eran cristianos, y el 39% eran musulmanes.

Por lo tanto, el tema de la religión ha obtenido una nueva importancia social y política

y hace necesario re-negociar la relación entre la religión y la sociedad. Pero para eso, es necesario que nuestro conocimiento del paisaje religioso de Europa sea más preciso de lo que teníamos hasta ahora.

Yasemin El-Menouar

Bertelsmann Stiftung
Traducido de la revista ARCRE

21 nov. 2017

La religión no es la única explicación del acoso a los Rohingya







campo de refugiados de Sittwe




Los campos de refugiados en Bangladesh están "al borde de un desastre sanitario", ese fue el título del periódico Le Monde, 2 de noviembre de 2017.




Más de 600,000 Rohingyas han huido a la vecina Bangladesh, a pie o en barco, víctimas de atrocidades y violencia sistemática por parte de las fuerzas armadas, en el estado más pobre de Rakhine en Myanmar.




Aung San Suu Kyi, líder del gobierno civil de ese estado, realizó una visita el 2 de noviembre, por primera vez desde el comienzo de los ataques. Muchos medios occidentales han criticado el papel del ejército y la posición de Aung San Suu Kyi. El Premio Nobel de la Paz ha sido ampliamente cuestionado desde la revelación de nuevas pruebas de atrocidades.




Persecuciones étnicas




Las diferencias religiosas y étnicas han sido ampliamente consideradas como la principal causa de su persecución. Myanmar alberga 135 grupos étnicos oficialmente reconocidos, de los cuales los Rohingyas fueron excluidos en 1982.




Si las recientes olas de violencia se exacerbaron a principios de septiembre, por la actividad de Arakan Rohigya, Ejército de Salvación (ARSA), considerado como "terrorista" por las fuerzas de Birmania, cada vez es más difícil de ignorar otros factores .




Es importante ir más allá de las diferencias étnicas o religiosas y ahondar en las causas de la persecución que causó el desplazamiento forzado de las poblaciones Rohingyas, sumiéndolas en un estado de privación extrema.




De hecho, los intereses políticos y económicos contribuyen a losdesplazamientos étnicos, no solo de los Rohingyas, sino también de otras minorías como los Kachin, Shan, Karens, Chin y los Mon.




Acaparamiento de tierras




El acaparamiento y la confiscación de tierras son, por lo tanto, antiguas prácticas ampliamente difundidas en Myanmar.




Desde la década de 1990, las diversas juntas militares, que han triunfado al frente del país, han confiscado la tierra de pequeños terratenientes de todo el territorio, sin compensación e independientemente de su etnia o religión .




La tierra a menudo se ha confiscado para "proyectos de desarrollo", incluso para extensiones de bases militares, para la explotación y extracción de recursos naturales, para grandes proyectos agrícolas o de infraestructura y, finalmente, para desarrollar el sector del turismo. Por ejemplo, en el estado de Kachin, el ejército confiscó más de 500 acres de tierras propiedad de los aldeanos para apoyar la minería extensiva de minas de oro.




El desarrollo forzado del país ha provocado el desplazamiento de miles de personas, tanto dentro como fuera de las fronteras de Bangladesh, India y Tailandia, o las ha forzado a viajar por mar a Indonesia, Malasia o Australia.




En 2011, Myanmar realizó importantes reformas económicas y políticas que le valieron el apodo de "última frontera de Asia". El país está particularmente abierto a la inversión extranjera. Poco después, en 2012, se produjeron ataques violentos contra los Rohingyas en el estado de Rakhine y, en menor medida, contra los Karen. Al mismo tiempo, el Gobierno de Myanmar ha promulgado varias leyes nuevas sobre la gestión y distribución de las tierras de cultivo.




Estos cambios han sido ampliamente criticados porque han allanado el camino para que las grandes empresas exploten la tierra. Por ejemplo, multinacionales de agro negocios, como POSCO y Daewoo, han entrado con entusiasmo en el mercado de este nuevo “El Dorado” gracias a los contratos concluidos con el Gobierno birmano.







Una región muy codiciada




Además, Myanmar está geográficamente cerca de países que tienen una larga historia centrada en sus recursos, como China y la India. Desde la década de 1990, las empresas chinas han estado explotando madera, ríos y minerales al Norte del Estado de Shan.




Esto condujo a un conflicto armado violento entre el régimen militar y los grupos armados, incluida la Organización para la Independencia de Kachin (OIK) y sus aliados en el este del estado de Kachin y el norte del país. Estado de Shan.




En el estado de Rakhine, los intereses chinos e indios son parte de una relación más amplia entre estos dos países. Estos intereses consisten principalmente en la construcción de infraestructuras y gazoductos en toda esta región. Dicen que tales proyectos garantizan el empleo local; se espera que las tarifas de tránsito y los ingresos derivados del petróleo y el gas deberian beneficiar normalmente a todo Myanmar.




Entre numerosos proyectos, podemos contar la construcción de un gasoducto transnacional, construido por la China National Petroleum Company (CNPC), que une Sittwe (la capital de Rakhine) con la ciudad de Kunming, China, comenzó en septiembre de 2013. Existen otros proyectos más grandes para extraer petróleo y gas de Myanmar, desde el yacimiento Shwe hacia Guangzhou en China.




También se está construyendo un gasoducto paralelo para conducir el petróleo de Medio Oriente desde el puerto desde el puerto de Kyaukphyu, hasta China. Sin embargo, la Comisión del Consejo de Estado de Rakhine recomienda encarecidamente al Gobierno de Myanmar que realice un estudio completo del impacto que esto tendría.




Es cierto que la Comisión reconoce que los gasoductos ponen en peligro a las comunidades locales. Las tensiones persisten debido a las incautaciones de tierras, la compensación financiera es insuficiente por daños y degradación del medio ambiente. Las poblaciones afectadas también deploran la afluencia de trabajadores extranjeros, en lugar de un aumento en las oportunidades de empleo para los locales.




Las costas tampoco se salvaron. El puerto marino de aguas profundas de Sittwe fue financiado y construido por la India como parte del proyecto de transporte multimodal de transporte de Kaladan. Su propósito es vincular el estado de Mizoram en India con el Golfo de Bengala.




Las áreas costeras del estado de Rakhine son claramente de importanciaestratégica, tanto para India como para China. Por lo tanto, el gobierno de Myanmar tiene un interés particular en expulsar de las tierras ricas a las poblaciones que son muy voluminosas para así dinamizar un crecimiento económico ya fuerte.




Todo esto tiene lugar en un contexto de maniobras geopolíticas más amplias.




De este modo se agrava la vulnerabilidad de las minorias




En Myanmar, las víctimas de la confiscación de tierras ya se encontraban en una situación muy vulnerable. En este sentido, el tratamiento de los Rohingyas en el estado de Rakhine es el aspecto más visible de esta realidad.

Cuando un grupo es marginado y oprimido, es aún más difícil para ellos proteger sus derechos, incluida su propiedad. Esta dificultad para los Rohingyas se ha incrementado por la anulación de su ciudadanía birmana.




Desde finales de la década de 1970, alrededor de un millón de Rohingyas huyeron de Myanmar para escapar de la persecución. Sin embargo, a menudo son radicalmente marginados en sus países de acogida. Aunque ningún país parece dispuesto a asumir la responsabilidad del desastre, se les alienta o se les obliga a cruzar la frontera.




En última instancia, la tragedia Rohingya es solo la punta visible de una opresión económica y social dirigida contra muchas minorías étnicas en Myanmar y en países vecinos. La relevancia y la complejidad de los problemas religiosos y étnicos en Myanmar son innegables. Pero no podemos ignorar el contexto político, económico y las causas que a menudo no se revelan.




Traducido del francés para AEFJN-Antena de Madrid