7 dic. 2016

El Adviento es un tiempo de preparación.




Feliz Adviento!
Para muchos de nosotros estas semanas pueden ser un momento de gran estrés y actividad, mientras miramos nuestras largas listas de compras, decoramos nuestras casas y planificamos comidas y cenas. A medida que nuestro calendario se llena de eventos, puede ser fácil perder de vista la verdadera razón de esta época del año.
  Tiempo abrir las puertas de nuestros corazones para recibir Cristo Jesús. Esto no es solamente un recordatorio del Jesús que nació hace más de 2.000 años en un pobre pesebre en Belén.  Jesús  está esperando nacer en nuestro mundo de ahora, en este momento a través de los corazones de paz, de las manos de compasión, y de los actos de justicia.

Puede ser fácil llenar el espacio destinado para Jesús con la ocupación y el consumismo. Sin embargo, cuando lo hacemos, como nos recuerda el Papa Francisco en la Laudato Si, los impactos son terribles:

"El ritmo de consumo, de desperdicio y de alteración del medio ambiente ha superado las posibilidades del planeta, de tal manera que el estilo de vida actual, por ser insostenible, sólo puede terminar en catástrofes, como de hecho ya está ocurriendo periódicamente en diversas regiones. La atenuación de los efectos del actual desequilibrio depende de lo que hagamos ahora mismo, sobre todo si pensamos en la responsabilidad que nos atribuirán los que deberán soportar las peores consecuencias. "(LS,161)

En este Adviento, te invitamos a hacer un compromiso para LaudatoSi-ficar tu Adviento buscando maneras de reducir el consumo.

Algunas opciones podrían ser dar regalos significativos tales como dar de nuestro tiempo y dinero a obras de caridad como lo hace el MCMC, profundizar en las reflexiones especiales del de este tiempo litúrgico, o crear un calendario de Adviento en el que cada día te comprometas a hacer algo pro el cuidado de la creación. Tenemos muchas más ideas en nuestra página web de Adviento y te invitamos a compartir con nosotros todo lo que hagas este Adviento en nuestro Twitter.
Cambio  Climatico catolico 

Los Cascos Blancos de Siria

La Defensa civil siria, organización de protección civil que bajo el nombre de Cascos Blancos trabaja para salvar vidas, fue creada en 2013, dos años después del inicio de la guerra civil que azota a Siria.
En la actualidad cuentan con 3.000 voluntarios que arriesgan sus vidas para rescatar a los supervivientes de los ataques aéreos y terrestres en la zona rebelde. Cuando todos buscan refugio tras un bombardeo, ellos se exponen a otro ataque para salvar a otras personas.
El pasado 22 de septiembre, el valor de estos Cascos Blancos fue recompensado por el « Right Livelihood Award », más conocido por el nombre de premio Nobel alternativo.
Esta organización apolítica, ha sido acusada por Moscú y Damasco de ser afín a los yihadistas de Al-Nusra, como simple provocación, pues los cascos blancos intervienen en regiones que no están bajo el control del régimen de Bashar al Asad.
Raed Al-Saleh, jefe de los Cascos Blancos de Siria, explicó la situación siria en Washington y lanzó una petición de fondos.
“En los últimos 8 días hemos sido testigos una feroz campaña contra Alepo. Hemos documentado 1.700 ataques aéreos sobre la ciudad de Alepo. 19 de ellos con misiles antibúnker. Y 200 fueron ataques con bombas de racimo y armas que están prohibidas a nivel internacional”, prosiguió Raed Al-Saleh, jefe de los cascos blancos de Siria.
Los Cascos Blancos son voluntarios de toda Siria y entre ellos hay todo tipo de profesiones: panaderos, ingenieros o profesores.
“En la actualidad tenemos 120 Cascos Blancos voluntarios en la ciudad de Alepo. 12 de ellos han sido heridos, por lo que estamos tratando de organizar sesiones de entrenamiento en la ciudad de Alepo, para reclutar a nuevos voluntarios.”
Estas imágenes grabadas en Idlib, a unos 65 km al suroeste de Alepo, han dado la vuelta al mundo. Vemos a un socorrista de los Cascos Blancos de Siria que se funde en lágrimas tras rescatar a la pequeña Wahida, de cuatro meses, herida en la cabeza y cubierta de polvo.
Según su sitio web, los Cascos Blancos han salvado a más de 62.000 personas desde el año 2013 y habrían perdido a 145 de sus colegas.
El pasado 23 de septiembre de 2016 en Alepo, tres de cada cuatro centros de Defensa civil siria sufrieron bombardeos aéreos, que según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, habrían sido llevados a cabo por la aviación rusa.

 Publicado por Euro News

25 nov. 2016

Un registro de la Nasa muestra cómo se ha derretido el hielo del Ártico en las ultimas décadas.


El video deja en evidencia los efectos que ha causado el calentamiento global en esta región desde 1984 hasta septiembre de este año.

El Ártico ha sido una de las principales evidencias de las consecuencias del aumento de la temperatura global. El derretimiento de su hielo debido al cambio climático es sólo una muestra de la gravedad de este fenómeno, pese a que aún existen personas que desmienten su existencia.

Sobre este mismo tema, la NASA publicó un video que muestra como el hielo del Ártico se ha ido reduciendo desde Septiembre de 1984 hasta el mismo mes de este año.

“El hielo del Ártico no solo se ha ido reduciendo en superficie en los últimos años, se esta volviendo más joven y mas delgado también. En esta animación donde  la capa de hielo se ve  casi gelatinosa al ritmo de las estaciones del año, se describe como el hielo marino ha experimentado cambios fundamentales en la época de las mediciones por satélite”, señala  la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio.

Este registro audiovisual preocupa, mas aun teniendo en cuenta que el hielo del Ártico tiene un papel clave en el mantenimiento de la temperatura global del planeta.

Veo Verde Noviembre 2016

14 nov. 2016

Por fin los medios de Comunicación se hacen eco de noticias sobre el cambio climático. La cumbre de Marrakech.


 La cumbre de Naciones Unidas sobre el cambio climático ( Paris- COP22) lleva reunida una semana en Marrakech con un llamamiento a  una mayor justicia climática y una especial mención al continente africano que es muy vulnerable a los efectos del calentamiento global.

Para la ministra francesa de Medio Ambiente, Ségolén Royal esta cumbre constituye una oportunidad para inventar el mundo de mañana y conseguir una justicia climática.

Los países más ricos viven como si hubiera habido tres planetas,  pero  los países pobres lo hacen  como si ya no hubiera más.

De los cincuenta países más afectados en el mundo por el calentamiento global 36 son africanos.
El cambio climático en este continente es el más cruel y el más injusto, dijo Royal.

España asistirá a la cumbre está semana y todos esperamos con impaciencia que ratifique y firme el acuerdo de Paris.

Extracto de Noticias de Navarra

24 oct. 2016

Comienza la reunión para crear una gran reserva marina protegida


25 países se han reunido durante diez días para preservar mas de cinco millones de kilómetros cuadrados  a la vez que luchan contra la pesca ilegal.

La Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos , ha comenzado el pasado lunes una reunión  en Australia en la que busca crear una gran reserva marina protegida en la Antártica. En ella participan representantes de 25 países. Esta reserva significaría la creación de tres áreas marinas protegidas que en total abarcan cinco millones de kilómetros cuadrados en aguas antárticas.

Rusia ha designado el 2017 año de la Ecología y  la propuesta de Estados Unidos y Nueva Zelanda  es crear una marina protegida en el Mar de Ross y la de la Unión Europa y Francia otra en la Antártica oriental. Alemania también hará una tercera propuesta para crear un área marina protegida en el Mar de Weddell.


Otra de las prioridades de la reunión será la gestión sostenible y efectiva de la pesca del krill y la lucha contra la pesca ilegal, no regulada  y no reportada de la merluza.






 

La alcaldesa parisina espera que se construyan cien hectáreas de jardines de aquí al año 2020.


Paris se encuentra en pleno proceso para convertirse en una capital “verde”. Las autoridades de la capital de Francia han aprobado una ley que permite a los ciudadanos tener sus propios jardines o huertos urbanos dentro de los limites de la ciudad.

Para conseguir esto los parisinos deberán obtener un permiso municipal que les permita cultivar sus huertos en terrazas, paredes, oficinas hogares y cualquier otra dependencia de la ciudad. Incluso en las tazas de los árboles.

Pero esto lleva consigo algunas condiciones: quienes deseen plantar sus huertos deben aplicar prácticas sostenibles, fomentar la biodiversidad y evitar cualquier tipo de pesticida. El municipio por su parte, emitirá los permisos por tres años con posibilidad de renovación y al mismo tiempo les otorgará una suerte de “Kit de siembra” con semillas y abono.

Esta extraordinaria iniciativa para la ciudad de Paris me recuerda la ya antigua y famosa  película “Green card” en la que la biólogo jardinera Andy Mc. Dowell iniciaba una boda de “apariencias” con Gerard Depardieu  condición indispensable, para así poder mantener el ático que había alquilado en un edificio de Nueva York en el que se dedicaba al cuidado de sus plantas y flores.

En  Paris ya no necesitaría casarse.


Contra la pobreza, a favor del bien común


Como en otras ocasiones, el pasado 17 de octubre se celebró el día mundial para la erradicación de la pobreza, que este año añadía la protesta por las negociaciones secretas de los tratados transatlánticos de libre comercio de la Unión Europea con Estados Unidos (TTIP) y Canadá (CETA). 

Junto con otros, pensamos que estos tratados, negociados con alto secretismo, suponen un asalto de las multinacionales al planeta, la democracia y los bienes comunes, pues dan preferencia a los intereses económicos de unas pocas multinacionales en perjuicio de la mayoría de las poblaciones.

El fin de semana pasado, en muchos lugares del estado español se celebraron manifestaciones a favor de políticas efectivas de erradicación de la pobreza y contra los tratados de "libre" comercio para algunos en detrimento del bien común de todos. Los grupos de Biotropía de Valencia y Madrid estuvieron  allí.