26 jun. 2013

“No se apaga el fuego con gasolina…sino con agua”



Todos hemos escuchado las buenas intenciones de los dirigentes de la Cumbre del G8 para conseguir la paz en Siria pero también sabemos que la Unión Europea ha decidido “levantar” la fecha de envío a los ejércitos rebeldes que luchan en Siria contra el régimen establecido con el pretexto de que cuando lleguen las negociaciones de paz tendrán más fuerza y poder para negociarlas.

El argumento es una falacia a mi entender porque el aumento de la guerra y con ella la   de las víctimas inocentes no puede hacer más que agrandar y hacer durar más el conflicto hasta límites inimaginables. Ya ha sucedido en otros países como el Líbano, Afganistán etc. Y si la persecución de más poder e influencia de la UE como la mayoría sabemos es la de repartirnos una parte del pastel y sus recursos naturales cuando la guerra termine, pienso que mejor hablemos de migajas y de destrucción porque pastel, pastel  no quedara nada.

El envío de armas para terminar el conflicto no se sostiene se mire por donde se mire  porque es similar al de la compra y el uso de armas para defensa propia que puede terminar con ese rifle matándote a ti y a un montón de niños y profesores inocentes simplemente porque estaban al alcance de  tu hijo que no anda muy bien de la cabeza.
Cosa peligrosa.

Desde luego las relaciones entre los EE.UU y Rusia que abastece al régimen del Gobierno de Siria no andan muy bien. A parte de luchar en bandos contrarios, Rusia abastece al Gobierno de Siria con armamento desde el principio,  y  ahora resulta que tampoco tiene acuerdos que hablen de la extradición del espía de datos secretos y de Seguridad Nacional con los EE.UU. El chico se les va a escapar de tener que presentarse a dar cuentas ante la Justicia de ese país.

Y existe polémica…Y grande. A mí que me espíen y se enteren de los ingredientes de cocina que utilizo para hacer un plato cuando se lo mando a una amiga me parece una agresión contra la intimidad personal. ¡No faltaría más! ¡Y de todos mis chismorreos!
No estoy tan de acuerdo en que no se pueda vigilar a uno o varios señores que visitan páginas para hacer bombas caseras, las metan en la olla a presión como la que yo hago mis guisos y luego las exploten en medio de un maratón mutilando a gente inocente y matando a niños. No hacerlo supone una negligencia de la parte de la Seguridad Nacional y de que yo me encuentre más desprotegida como ciudadana.  Y si no lo hacen diré que no hicieron su trabajo correctamente y que solo se dedicaron a ver  a los partidos del beisbol y a tomar cafés en lugar de cumplir con su obligación...

Las cosas son según se miren. Y pienso que este chico americano no ha hecho lo correcto, sean cuales sean sus argumentos…En mi pueblo de Canta cucos de la Sierra si una se lleva un boli del lugar del trabajo o utiliza algo que no le pertenece se llama robar, hurto. Y ya puedo dar explicaciones…ninguna vale.

12 jun. 2013

La cumbre del G8 : ¿otra verguenza o una posibilidad?






Las demostraciones contra la cumbre del G8 en donde las naciones más ricas del mundo se encontraran a finales de este  mes  de Junio en Irlanda ya han comenzado. El presidente de Rusia Putin, Angela Merkel y Barak Obama asistirán a ellas.
Las protestas se desarrollaron en Londres en el barrio de Soho y la policía se prepara para las manifestaciones contra esta cumbre del capitalismo mundial.

Llevamos años tras años hablando del hambre en el mundo y socorriendo a damnificados  de una manera puntual y el hambre no desaparece. Lo que está claro es que no falta la comida en nuestro planeta. La tierra produce todo lo necesario para cada habitante allí donde se encuentre. El problema es el de su distribución y entrega: los criterios seguidos para cultivar ciertos alimentos y otros no, el poder que tienen las corporaciones y el aumento  del robo y expropiación de tierras que están haciendo más dura la crisis del hambre, Todos los inversores que  se mueven hacia países como Kenia y la India por el clima tan benigno que tienen hacen que  pequeños agricultores tengan que abandonar sus tierras sin ninguna compensación. Lo mismo sucede con el aumento de los cultivos de bio-carburantes que no solo corta la producción de alimentos sino que hace que la que se cultiva suba de precio y no sea asequible a una inmensa mayoría.

Lo que estas demostraciones y sus organizaciones piden a la cumbre del G8 es que limiten el robo de las tierras en los países en vías de desarrollo y den a la gente más derechos al uso de la tierra. Con esto la población mundial podría alimentarse en su totalidad.

Estos días también escucho que se debate en Europa el incremento de las tasas para las Empresas Corporativas y crear leyes que impidan que paguen impuestos en países que los tienen más bajos que en los suyos. Este es un verdadero tema a tratar en este encuentro.

Lo irónico es que muchos de los países que asistirán a la cumbre del G8 tienen en sus territorios o bajo  su jurisdicción  paraísos fiscales que hacen que billones de esos impuestos vayan a parar a esos paraísos. En tiempos de crisis, obligada austeridad, recortes, falta de empleos para jóvenes y todos este es lo que podríamos llamar “el mayor robo del siglo”.

No pienso que la cumbre vaya a terminar con el hambre, ¡que utopía! pero apoyo a las manifestaciones para hacer fuerza sobre los políticos y poderosos de la tierra para que empiecen a cambiar las cosas y encontrar las soluciones al hambre.