29 ene. 2013

Africa: Alimentos para los pobres

Acabo de leer un articulo de Fortunato Esquivel que me ha confirmado en mis conocimientos sencillos sobre los transgénicos.
Haciendo un trabajo sobre el acaparamiento de tierras aprendí e investigue la cantidad de tierras que se rentan o se apoderan las grandes potencias mundiales en Africa con la intención de cultivar transgénicos que luego pueden ser convertidos en carburantes como el metano y utilizados en la industria.
El peligro esta en que grandes extensiones que se utilizaban para el cultivo de alimentos básicos en  este continente se utilizan ahora para estos transgénicos. Por lo que sus poblaciones  están obligadas también a utilizarlas como alimento.

La población mundial crece a ritmos increíbles y se calcula que en 2050 seremos mas de 9.000 millones de personas.
Las semillas que se utilizan en estos experimentos son un resultado de inventos científicos , la biotecnología,  que produce los productos  en mayores proporciones. Y esta es la excusa de carácter  humanitario que se utiliza en este tema:  el  poder alimentar a todos.

La paradoja es que los países ricos cada vez se inclinan por alimentos mas naturales y en los que no se tengan que utilizar pesticidas ni productos químicos. Tambien se valoran mas los productos que llegan frescos y casi a diario del campo a la mesa del consumidor y guardan todas sus vitaminas o proteínas.
Esto significa que son también mas caros y solo pueden ser consumidos por aquellos que tengan capacidad económica para proporcionárselos.

Y de ahí, la buena cuestión de Esquivel sobre si vamos a tener alimentos para pobres y otros para los ricos. Pues parece que si...que muchos millones seguiremos con la buena costumbre de pelarnos una naranja, o prepararnos un buen jugo de frutas natural para el desayuno y muchos  miles de  millones  se  abastecen ya  y se abastecerán de sus campos de transgenicos e  incluso en situaciones de hambruna y guerras  recibirán la soya  y el maíz transgénico como maná caido del cielo bajando naturalmente sus cervices y dándonos las gracias por tan extraordinario gesto de  caridad.
! Que mundo, pero que mundo!

22 ene. 2013

!Por fin!: Mujeres africanas


Para alguien como yo que ha pasado tantos años en África y luchado por el reconocimiento de los derechos de la mujer en Malawi en cualquier trabajo que efectuaba, el ir constatando en la actualidad la cantidad de mujeres que están teniendo un papel muy relevante a escala nacional o internacional en este continente es una verdadera satisfacción y orgullo.

Empezar a numerarlas haría de esta pequeña reseña una lista de nombres con la dificultad de olvidar muchos y parecer que no lo merecen.
Para “muestra un botón” y así me recreo en el reciente nombramiento de la secretaria General ejecutiva de Oxfam Internacional , una ONG mundial mente conocida por su acción en contra del hambre y la pobreza con presencia en casi cien países, la señora Winifred (Winnie) Byanyima, ugandesa, ingeniero de carrera activista, defensora de los derechos humanos, y con una gran experiencia en asuntos internacionales. !Bravo por ella !.

En Julio pasado y después de un debate muy intenso entre los jefes de los estados africanos salio elegida Presidente de la Comisión de la Unión Africana la Sra. Nkosana Dlamini Zuma , ex ministro del interior de Sudáfrica, mujer pues que ya había ejercido un papel importante en su país. Esta Comisión decide sobre asuntos tales como la presencia de las fuerzas de de la Unión Africana en Somalía , la situación tensa en el este de la República Democrática del Congo con el apoyo de Rwanda a los rebeldes que expolian las minas, o los problemas entre Sudan del Norte y Sudan del Sur. Tareas muy difíciles en un continente en continua explosión entre países por apoderarse de sus riquezas naturales y recursos.

En Malawi y a la muerte del presidente Bingu wa Mutharika, una mujer Joyce Banda, ministra de Asuntos Exteriores primero y vicepresidente del país mas tarde es elegida por derecho presidenta de Malawi.
La vida de esta mujer como la de tantas millones de africanas no ha sido nada fácil. Aunque recibió una educación, como es costumbre en África se caso muy joven con un hombre que hizo de su vida un infierno durante mas de diez años. Sufrió malos tratos físicos y humillaciones hasta que se separo de el y años mas tarde y ya con madurez y experiencia encontró a otro hombre, al juez del Tribunal Supremo del que lleva su nombre.
Joyce Banda pues esta acostumbrada a la lucha y a las vicisitudes de la vida, y tuvo que enfrentarse al hermano del Presidente Peter cuando el presidente quería nombrarlo como sucesor.
Ya siendo Presidente de Malawi no acepto la participación del Presidente del Sudan del Norte a la conferencia cumbre de la Unión Africana, que se debería haber celebrado en Julio en Malawi por estar imputado de genocidio en Dafur y de crímenes contra la Humanidad en Sudan.

Mujeres valientes y comprometidas que pueden y están aportando una manera distinta de hacer, de pensar y de defender la igualdad y derechos de todos ante la ley no importe su genero y condición.

16 ene. 2013

Cosas curiosas: El mundo al revés



Mientras que en Europa y en el mundo Occidental invertimos mucho dinero en ponernos en forma y sobre todo en adelgazar para sentirnos bien e ir a la “moda”, en  un país del continente africano, Mauritania tienen la costumbre de cebar a las jóvenes hasta convertirlas en obesas y así asegurar su matrimonio. Si se es delgada o de peso normal no encuentra marido.

El cebar a las jóvenes es incluso una profesión que hace ganar dinero a quien la practica. Los productos utilizados:  unas dosis de hasta diez litros de leche diarios y la comida  tradicional del país, el cuscús.
Si tenemos en cuenta que las jóvenes son ya dadas en matrimonio a través de un contrato entre familias a la edad de 12 y 13 años, eso significa que el “engorde de las jóvenes comienza dos o tres años antes y cuando se es aun una niña. Los sufrimientos que esto conlleva son muy grandes, no solo físicos y psíquicos durante ese periodo de tiempo sino fatales para la salud de esas mujeres una vez tienen que dar a luz y más tarde sobrellevar los síntomas y enfermedades que la obesidad trae consigo: diabetes, reumatismo, sobrepeso en el esqueleto óseo, etc. Algunas de ellas a la edad de 30 años parecen mujeres de 60 o más, con verdaderos síntomas de envejecimiento prematuro debido a la obesidad y al hecho de haber comenzado a ser madres a una edad tan temprana como los 13 y 14 años.

Esta practica intenta ser combatida por Asociaciones de Mujeres que luchan por los derechos de la mujer dentro y fuera del país mauritano. Un acto muy humanitario para todos los que apoyan esta lucha.