21 ene. 2015

El lago Turkana puede desaparecer


 

La primera vez que oí hablar del lago Turkana fue en la película de “ el jardinero fiel” protagonizada por el actor Ralph Fiennes.
La esposa de este diplomático pacifico y amante de las flores  es una mujer activista muy comprometida con las causas africanas que muere asesinada junto con un compañero suyo cuando va a investigar las causas de unos tratamientos experimentales médicos  que se hacen en el norte de Kenya. A su marido le comunican que ha sido un accidente y que el coche ha sido encontrado medio quemado en Norte de Kenya en las orillas del lago Turkana.

Hoy se pronostica  que este lago va a desaparecer a causa del proyecto  un gran pantano que se va a construir entre Kenia y Etiopía y que se apoderara de sus aguas.

El lago Turkana es uno de las más grandes del  interior desértico  del continente africano, situado en el Norte de Kenya y una reserva natural para  la pesca de los pueblos que lo habitan a su alrededor. Mas de medio millón de habitantes viven y se nutren de la pesca, son pescadores de oficio,  y si desaparece su única alternativa es la emigración hacia las ciudades y la practica del robo para subsistir.
El lago guarda la mayor reserva de cocodrilos del mundo  y miles de flamingos se reposan en sus aguas. Además el lago sirve de frontera natural entre las tribus Turkana y Borana y su desaparición solo puede re activar luchas tribales por la posesión de agua y las tierras de pastoreo para sus manadas de animales.

Parece ser que el Gobierno de Etiopía no ha intervenido suficientemente con protestas y la creación del pantano para el año 2016 resultaría en un desastre ecológico y humano de grandes magnitudes