31 mar. 2011

Una mujer tunecina: sentido de la dignidad de un pueblo


“Cambiemos nuestra mirada hacia nosotros mismos, veamos nos como un pueblo digno y orgulloso de si mismo”

Me dirijo en tanto que Tunecina, a todos vosotros, que formáis parte de este pueblo único que ha hecho lo que hasta ahora nadie se había atrevido a hacer, ha hecho algo que ha cambiado el curso de la historia...del mundo árabe.

Antes de evocar el tema de la conciencia política, algo que nosotros conocemos vagamente, porque siempre fue tabú, hablare de la adquisición del sentido de ciudadanía. Con ese fin cuento con todos vosotros -tunecinos de nacionalidad o de corazón-para que podamos reconstruir este país que se encamina lenta pero seguramente hacia la catástrofe, sino paramos la mascarada de las peticiones incesantes.
Hasta ahora, el tunecino estaba amordazado, alejado de la política, de sus responsabilidades civiles, de su historia, de la palabra que él canalizaba en los estadios, en el fútbol. Para protegerse de ese sistema corrupto todos sin excepción, hemos sido cómplices un día aunque no sea mas que por nuestro silencio, porque el silencio es signo de aprobación.

Cogidos de la mano , ante todo construyamos, reconciliemos nos, la cabeza alta por ser un pueblo único, un pueblo que no se parece a ninguno.
! Este Túnez nos pertenece a todos, preservemos le! Cambiemos la mirada hacia nosotros y veamos nos como un pueblo digno y orgulloso de si mismo!

Tenemos que ofrecernos una vida mejor, sobre todo tenemos que ofrecérselas a nuestros hijos, tenemos que ayudarles a crecer en un medio sano. Pensemos en nuestro futuro, dejemos de lado nuestros pequeños intereses por el momento, porque el interés general dará siempre como resultado el interés de cada uno de nosotros.
Esta revolución nos pertenece. No dejemos que el caos se instale para acapararselo después. Cuento con TODO EL MUNDO, sin excepción alguna, para participar a esta obra constructiva, cada uno con sus propios medios y a una escala cualquiera por pequeña que sea.

IMENKHAYATI
mujer tunecina

No hay comentarios: