22 may. 2013

Salvemos a los elefantes africanos




  
 Foto de Flickr

Hoy he tenido una sorpresa agradable sobre el medio ambiente y el cuidado de la Naturaleza. Y esto no es algo muy frecuente.

He leído en CRI que los Estados de África Central iban a movilizar a 1000 soldados responsables de las fuerzas del orden  para iniciar operaciones militares conjuntas y poder salvar los últimos elefantes que viven en la sabana y que están amenazados por forajidos que operan en esa región. Este comunicado lo ha dado el Fondo Mundial por la Naturaleza en el Programa del África Central.

Parece ser que existen 300 forajidos sudaneses  a caballo y  armados hasta los dientes  que buscan elefantes en las sabanas del Camerún, de la Republica Centro Africana y en el Chad.

Este comunicado informa que solo en la noche del 14 al 15 de Marzo pasado los forajidos mataron 89 elefantes en el sur del Chad  y que son responsables de la muerte de otros 30 elefantes en la Republica Central Africana desde que ha comenzado el  año 2013.

Estos mismos grupos han sido también los responsables de la masacre de por lo menos 300 elefantes en el parque nacional del Camerún, Bouba N´Dija, a principios del 2012 que forzó a este país a movilizar a 600 soldados de elite para defender al país de estos forajidos.

Este nuevo plan que es muy urgente tiene un coste de 1.8 millón de euros y  necesita del apoyo aéreo, de coches todo terreno, teléfonos por satélite, y que se establezca un comando militar conjunto de esos países que están implicados  para poder así actuar unidos, compartiendo la información.
Además prevé el envío de una misión diplomática al Sudan y al Sur-Sudan para tratar el asunto.

Aunque estos países han anunciado que van a financiar  ellos mismos la operación han hecho un llamamiento a la comunidad internacional para que pongan a disposición de esta campaña fondos complementarios y  así poder mantener esta campaña el tiempo necesario y a largo plazo.

El Fondo Mundial de protección de la Naturaleza indica a los Gobiernos y a las instituciones internacionales que estos hechos deben de tratarse como crímenes graves, y que se pongan los medios eficaces  de disuasión y se reduzcan las demandas que existen sobre especies que están amenazadas y que podrían  llegar a extinguirse totalmente.

En  el mundo en que vivimos no solo los seres humanos sufren violencia, los animales también luchan en desventaja contra el uso de las armas  que los abaten sin piedad  y contra las que se encuentran indefensos.
Las barbaries continúan.

No hay comentarios: