8 may. 2014

Amin Maalouf: Las primaveras árabes


Mucha gente nos preguntamos que ha pasado con las primaveras árabes que comenzaron hace tres años y que balance podemos sacar de aquellos movimientos que parecían traernos un aire fresco a todos.
Un escritor de fama universal Amin Maalouf  y miembro de la Academia francesa  en 2011, el mismo año que se iniciaron las revoluciones,  nos ha  hecho un pequeño análisis de todo ello.

Pero la casualidad es que hablando recientemente con una amiga en Logroño de literatura y libros que nos gustan  me encarece fuertemente a que no deje de leer un libro que le ha impactado mucho,  dice que es breve y no me nombra su autor pero si el titulo de la obra:  “ Los desorientados”. Pues es precisamente  la ultima obra de Maalouf y tengo que llamarla para decírselo por si no lo recuerda. 
Maalouf que  es un constructor de puentes entre Oriente y Occidente  y en este su ultimo libro relata el retorno del exilio en este Oriente perdido y fantasmal. 



Amin en una entrevista que tuvo este año en Francia sobre el tema de las primaveras árabes comenta que “ no duda de la capacidad de los pueblos árabes de salir del atascamiento en que se encuentran hoy en día. Sin embargo viendo la realidad que sucede en numerosos de estos países comenta la perdida de  un poco de  esperanza puesto que ya no queda mucho de lo que se deseaba conseguir. Tal vez con la excepción de  Túnez. El resto es bastante lamentable porque han sido ahogadas y rotas  muchas aspiraciones que tal vez un día puedan volver”.

Para este cristiano libanés  el progreso no es una receta milagrosa. Hacen falta instituciones que funcionen, la aceptación de la igualdad de todos los ciudadanos sea cual sea su religión, su etnia o cualquier otra diferencia. Este  mundo no es  fundamentalmente diferente del resto del planeta. Son los mismos principios los que conducen al progreso:  el estado de derecho, la democracia, la separación de la política de la religión, de las aspiraciones de  identidad de la religión, un camino político de confianza.
No cabe duda que leer a este escritor produce un placer muy grande pero si a eso se añade su compromiso personal entre culturas y se deseo de acercarnos los unos a los otros hace de sus obras algo que nos inspira a todos a conseguir ese ideal.

No hay comentarios: