7 dic. 2016

El Adviento es un tiempo de preparación.




Feliz Adviento!
Para muchos de nosotros estas semanas pueden ser un momento de gran estrés y actividad, mientras miramos nuestras largas listas de compras, decoramos nuestras casas y planificamos comidas y cenas. A medida que nuestro calendario se llena de eventos, puede ser fácil perder de vista la verdadera razón de esta época del año.
  Tiempo abrir las puertas de nuestros corazones para recibir Cristo Jesús. Esto no es solamente un recordatorio del Jesús que nació hace más de 2.000 años en un pobre pesebre en Belén.  Jesús  está esperando nacer en nuestro mundo de ahora, en este momento a través de los corazones de paz, de las manos de compasión, y de los actos de justicia.

Puede ser fácil llenar el espacio destinado para Jesús con la ocupación y el consumismo. Sin embargo, cuando lo hacemos, como nos recuerda el Papa Francisco en la Laudato Si, los impactos son terribles:

"El ritmo de consumo, de desperdicio y de alteración del medio ambiente ha superado las posibilidades del planeta, de tal manera que el estilo de vida actual, por ser insostenible, sólo puede terminar en catástrofes, como de hecho ya está ocurriendo periódicamente en diversas regiones. La atenuación de los efectos del actual desequilibrio depende de lo que hagamos ahora mismo, sobre todo si pensamos en la responsabilidad que nos atribuirán los que deberán soportar las peores consecuencias. "(LS,161)

En este Adviento, te invitamos a hacer un compromiso para LaudatoSi-ficar tu Adviento buscando maneras de reducir el consumo.

Algunas opciones podrían ser dar regalos significativos tales como dar de nuestro tiempo y dinero a obras de caridad como lo hace el MCMC, profundizar en las reflexiones especiales del de este tiempo litúrgico, o crear un calendario de Adviento en el que cada día te comprometas a hacer algo pro el cuidado de la creación. Tenemos muchas más ideas en nuestra página web de Adviento y te invitamos a compartir con nosotros todo lo que hagas este Adviento en nuestro Twitter.
Cambio  Climatico catolico 

No hay comentarios: