26 feb. 2008

El debate del Sr. Rajoy y el Sr. Zapatero

Anoche presencié el debate entre el Sr. Zapatero y el Sr. Rajoy.
Me quedé hasta el final para ver si salía algo nuevo pero me fui a la cama con la impresión de haber visto una película varias veces repetida.
El Sr. Rajoy estuvo contundente y apareció muy seguro de si mismo , con mucha fuerza. Su táctica era seguir atacando al Gobierno y presentarle a la cara todo lo que no habían hecho bien. A mi me hubiera gustado que tanto él como el Sr. Zapatero se hubieran podido ceñir más al futuro y a lo que nos podrían ofrecer de nuevo a los españoles en los próximos años pero eso no fue posible. Y lo comprendo. Si el Sr. Zapatero hubiera utilizado su tiempo en ello, Rajoy le hubiera dicho que no contestaba a sus preguntas y que por tanto aceptaba lo que se le decía. Y cuando el Sr. Zapatero habló de los cambios sociales introducidos en esta legislación yo creo que a mi como a muchos españoles nos hubiera gustado escuchar al Sr. Rajoy diciendo: y nosotros les hemos apoyado, y nosotros les hemos apoyado...Cosa que no pudo ser porque no ha sido así.
Este Gobierno se ha pasado introduciendo cambios importantes en España y la pena es que lo ha hecho sin la ayuda de la mitad o un tercio de los españoles. Todos nos podríamos sentir orgullosos en el futuro diciendo que lo hicimos entre todos. Oportunidad perdida.

El Sr. Rajoy atacó la política de dialogo con ETA del gobierno bajo las premisas de que no se puede dialogar con terroristas a ningún precio . Las cifras de muertes de esta legislatura en comparación con la anterior son verdaderamente muy bajas: cuatro victimas. Mi reflexión es que si ahora les preguntáramos a las familias que no han perdido ningún miembro querido durante estos cuatro años por esa política de dialogo si les ha valido la pena yo creo que tanto ellas como todos los españoles diríamos que sí. Que el ver el asesinato de una sola persona en España por ETA es algo muy doloroso y vergonzante para todos. Así que el “ a cualquier precio” puede entenderse desde distintos puntos si es que te ha tocado morir a ti. Esto creo que puede valorarse.
Con lo que yo verdaderamente me he quedado es que ayer vi dos posiciones muy diferentes y casi imposibles de conciliar. Y pensaba que ya nos íbamos acercando más los unos a los otros según íbamos viviendo la democracia en España.
Mi utopía o esperanza es que aquellos que ya peinamos algunas canas o mucha de la juventud española que se alinea al PP no le tuviera miedo a los cambios porque esos cambios no pueden hacer daño a los que viven con convicciones profundas y animan a otros a hacerlo. Para los que aspiran a muchos cambios y cambios muy fuertes en la sociedad española yo les pediría algo de respeto y comprensión para los que aún no han cogido nunca el Ave y viajan en trenes corrientes; que pensaran que una sociedad en la que no se educan y fomentan los valores éticos, religiosos y morales es una sociedad que esta abocada a tener en el futuro ciudadanos que no distinguen entre el bien y el mal y por tanto pueden terminar permitiéndoselo todo, injuriando a los que viven con esos valores y hasta matando a sus padres porque para ellos no existe el respeto a nada. Y lo digo sin exagerar. Basta echar una mirada a Sociedades muy avanzadas como la americana en las que las tragedias diarias son el pan nuestro de cada día.

No hay comentarios: