18 oct. 2008

Jean Marie Le Clézio


En casa hemos esperado con gran expectación la nominación del premio Nóbel de literatura. Y lo hemos hecho porque una gran escritora argelina Assia Djebbar parecía que podía salir nominada este año. Pero ha vuelto a ser para un francés y ya es el numero diecisiete de esta nacionalidad que lo recibe.

Jean Marie Le Clézio es francés pero con raíces en la isla de Mauricio por lo que al conocer la noticia busque por si encontraba algún libro de el... Y si tuve suerte y mucha porque encontré su novela Onistha que estoy leyendo y que me confirma el por que del premio Nóbel a este gran escritor.


Le Clézio es uno de esos escritores que ha viajado por todo el mundo y es conocedor de las culturas asiáticas, latinoamericanas y africanas. Este casado además con una mujer del Sahara vive en México y pasa grandes temporadas en Mauricio. Se le conoce como un escritor de ruptura porque es un gran critico de la sociedad urbanista que hemos creado y la perdida de nuestras raíces ancestrales. Pero es sobre todo un escritor mágico que crea belleza y te la hace sentir en las líneas de sus libros.

Onistha es una delicia para mis ojos porque transcurre en África y es fácil reconocer enseguida sus paisajes, sus puestas de sol, sus aves y sus olores. Cuando habla de los africanos Clezio lo hace con un realismo que sobrecoge hasta la medula y transmite inmediatamente el drama de este continente que yo llamo olvidado y que Clezio confirma y comparte transmitiéndonos también la tragedia que supone para todos nosotros el que la perdamos. África es el lugar de donde surgió el hombre y sus hambrunas, sus guerras y genocidios alimentados desde el exterior son en cierta manera una muerte que nos infligimos a toda la humanidad y a nuestros orígenes.

Y a la vez ¡con que gran ternura habla de los africanos! Una ternura que conmueve y sobrevuela como un aire límpido y cristalino llevándose con el cualquier sentimiento de cólera o rabia e impotencia. Y eso es lo que hace el arte al crear belleza. Que al poder transmitir un rayo de eternidad al que lo lee lo libera de la amenaza o la tristeza y en su lugar lo conduce a lugares de bienestar y de paz.

En eso es un maestro Jean Marie Le Clézio. Sabe retratar la belleza y captarla, acompañarnos en el misterio y expresarlo con un lenguaje poético que te catapulta a África desde las cuatro paredes de la habitación en que te encuentras. Y eso es magia.

No hay comentarios: