11 dic. 2008

Nada es lo que parece


Dicen los sicologos que si dos personas miran un mismo objeto o paisaje las dos ven las cosas de muy distintas maneras y facetas. Y es verdad.

Andan por ahí unos periodistas metiéndose con las cuentas de dinero que tienen algunos españoles en el extranjero y que ha sido conocido por medios no legales de robo y piratería de discos e información no corroborada por nadie. Por tanto es posible que incluso no sea cierto nada de lo que están hablando. Pero mientras tanto les ha dado por calumniar y poner entre dicho a ciudadanos y familias que mientras no se pruebe lo contrario son dignas de respeto por todos los ciudadanos, incluyendo la de esos periodistas. También es verdad que cuando se conoce de donde provienen los artículos y calumnias ya se sabe enseguida a que atenerse, revista pornográfica y periódicos que explotan el morbo cuando a lo que se debían de dedicar es a la buena y noble tarea del periodismo y el fomento de las Artes y las Letras.

Desde que en mi niñez he leído a JulioVerne y he visto las películas de las obras de Dickens en el cine he sabido que la gente con dinero de toda la vida salía a viajar al extranjero, iban a la India y a los EE.UU. y presentaban cartas de recomendaciones en los bancos en los que se honraban de abrirles cuentas en sus entidades para lo que necesitaran. ¡Que suerte tenían! Y eso es lo que creo que ha seguido perdurando hasta la fecha. La gente con dinero lo tiene en donde mas le conviene y eso no significa que su conducta no haya sido correcta respecto a las obligaciones a las que están sometidos como todos los demás ciudadanos de un país.

Las motivaciones son muy diversas. Muchos no desean que el dinero familiar se disipe o se pierda con las fluctuaciones y cambios de una Economía que tiene como todos hemos visto los pies de barro y se hunde arrastrando a la gente con buena o mediana solvencia económica a la pobreza. Tengo un tío que al llevarse una riada la fabrica que tenia malvendió todo el patrimonio familiar para indemnizar uno a uno a todos los trabajadores , se lleno de deudas y dejo a mi tía y sus hijos prácticamente en la calle y sin nada. Una actitud muy encomiable pero no compartida por muchos y menos por los afectados por ella.

A mi personalmente me da vergüenza que los gobiernos estén usando el dinero de todos los contribuyentes y poniendo a riesgo sus pensiones de hoy, mañana , la Seguridad Social, las ayudas a los países pobres para inyectar miles de millones en los Bancos y en entidades financieras que son las causas que han producida esta crisis y el desempleo tan grande que todos los países están sufriendo. Y aun no han llegado las vacas flacas. ¿Por que no vigilaron mejor a estas empresas ¿Por que no hicieron algo cuando los primeros signos de la crisis inmobiliaria aparecieron? Porque han dejado que empresas de construcción se declaren en quiebra y ciudadanos corrientes y molientes vean sus ahorros evaporarse con ellos?¿No es todo esto inmoral?

Yo al amigo este que están los artículos calumniando le debo por lo menos el derecho humano que tenemos toda persona de ser inocente mientras no se demuestre lo contrario. En mi no existe duda alguna respecto a una persona que jamás he visto realizar ninguno de esos viajes al extranjero que hacen todos en vacaciones y de los que vuelven bien morenitos o extasiados de los monumentos grandiosos que han visto excepto los que ha hecho año tras año siempre a África y a los países de los pobres para montar hospitales, escuelas, cavar pozos de agua para los poblados o atender a los huérfanos del Sida y a sus enfermos. ¿Quien hace eso, sino las personas como mi amigo que son buenas y su vida esta entregada a los pobres?

Además a uno de los periodistas se le ve el plumero enseguida. Ataca a la gente de la Moraleja que se dedica a hacer el bien y a recoger dinero para África de pijos, ricachos y snobs y con ello deja salir la envidia y celos que lo corroe olvidando la máxima de que la persona no vale por lo que tiene sino por lo que es y por lo que hace para ayudar a los otros y en esto se ha colado y no nos ha engañado a los que aun miramos a toda persona con el corazón, vemos sus obras y la respetamos.

2 comentarios:

Amparo dijo...

Muy cierto tu análisis y esa mirada al corazón de las personas.
El hecho que una persona no es lo que tiene sino como es ella, su forma de ir por la vida.
Parece que tener dinero es directamente proporcional a ser persona no grata.
Me gusta tu escrito porque es muy equilibrado y sensato.

Abrazos

Amparo

Petrusdom dijo...

Ya sabrás que no hay nada más fácil que escupir a los "ricos", nunca a los verdaderos "dueños" de sus propias empresas.

Un abrazo