15 dic. 2008

¡Si no lo has visto, no te lo pierdas!


¡Si no lo has visto, no te lo pierdas!

Anoche veía las noticias en France 24 horas mientras secaba los cubiertos cuando oigo que anuncian la visita inesperada del presidente Bush a Irak antes de terminar su mandato y ahí esta recorriendo a su paso de vaquero con pantalón hasta los tobillos como los lleva siempre un pasillo al lado del presidente de Irak . De pronto la imagen cambia y se ve a los dos mandatarios detrás de sendos podios para hacer alguna declaración o contestar a las preguntas de los periodistas que se encuentran en la sala.
Bush mira de frente con su pelo ondulado bien peinado y sus ojos redondos que dicen aquí estoy señores cuando de pronto veo un zapato por los aires y a Bush que flexiona su cuerpo hacia la izquierda, agacha la cabeza y lo esquiva. Se yergue en unos segundos mirando con mucha cautela y allá va seguramente la pareja del otro, derecho y con fuerza por el aire girando sobre si mismo en la trayectoria hacia su objetivo. Bush lo ve llegar calcula los grados y probabilidades se agacha un poco y de nuevo lo deja pasar por encima de su hombro.
Me quedo parada y sin creerme lo que veo y me olvido de los cubiertos. Y entonces como van a repetir el video doy un par de gritos, llamo para que vengan a verlo y no se lo pierdan.
Y si, si que lo repiten y yo estoy a dos metros de la tele y oigo los comentarios a mis espaldas.
a-Se nota que hace ejercicio todos los días… (Pausa y silencio)
b-¿Que es eso? ¿Un video de esos japoneses, para hacer reír?
c-Lo hace bien, lo han entrenado para evitar la lluvia de tomates podridos…pero si viniera a la tomatina no se libraba.
d-Pues si esta Casilla para esos dos…

Yo me destornillo de risa y me quedo extrañada de que entre el primer zapatazo y el segundo no haya habido una montaña de gorilas que se le hayan echado encima para protegerlo, y también me figuro las manos de todos los otros periodistas sujetándose sus zapatos porque en Irak escasean muchas cosas: la paz, los derechos humanos, la seguridad, el agua, los chicles… y ahora no es momento de perder los zapatos también.

Recuerdo hace unos años el día que los americanos eligieron a este Bush Jr. como presidente y yo en mi habitación de Malawi me puse a revolver en el armario hasta que encontré una camiseta de algodón negra y me vestí con ella. Al entrar en el comedor para desayunar hubo exclamaciones.
“Anda loca, con el Sol tan fuerte como se te ocurre ponerte algo negro, te vas a asar.”
Pero yo seguí firme en mi decisión y me sacrifique. Contesté que no me importaba, que yo estaba de luto porque habían elegido a Bush de presidente y ese señor nos iba a traer a todos unos montones de problemas. Cada vez que lo recuerdo pienso que me debía de haber mordido la lenguita de adivinadora barata de cartas porque vaya que acerté.

De todos modos anoche Bush me hizo reír un buen rato. ¡Que lastima que no se haya dedicado a darnos alguna buena noticia y arrancarnos alguna sonrisa de vez en cuando porque la verdad es que tiempo si lo ha tenido! Demasiado.

No hay comentarios: