17 ene. 2009

Palestina


« Hoy en día la especie humana es como un alcohólico que sabe que beber lo destruirá, y sin embargo siempre tiene “buenas razones” para seguir bebiendo. Así es el hombre en su adicción fatal a la guerra. No es verdaderamente capaz de ver una alternativa constructiva a la guerra.

Si esta tarea de construir un mundo pacifico es la tarea mas importante de nuestro tiempo, también es la mas difícil. De hecho requiere mucha mas disciplina, mas sacrificio, mas pensamiento, mas cooperación y mas heroísmo que la guerra pidió jamás”.
Thomas Merton.

2 comentarios:

medianoche dijo...

El hombre… ser humano deshumanizado y en pendiente, cae y cae, será la inercia de sus genes o su locura adquirida con hambre de poder.

Saludos

Mr. X dijo...

Mientras la guerra sea sinónimo de poder, dinero, religión, negocios, no habrá modo de combatirla.
La paz es sólo una utopía a menos que cambie drásticamente el modo en que el ser humano prioriza todo lo anteriormente mencionado por sobre la vida y la dignidad de sus semejantes.
Un beso!