31 ago. 2008

Sudan, tierra sufriente


Abyei es una ciudad del Sudan que en Mayo pasado sufrió ataques violentos por parte del Ejército sudanés y el Ejercito de Liberación sudanesa.

La noticia salto a los medios de comunicación porque la gente conoce la tragedia de Darfur y también el hecho de que se haya firmado en 2005 un tratado de paz entre el Gobierno del Sudan en el Norte y de mayoría musulmán y el Ejercito de Liberación SPLA del Sur . Todo el país espera el resultado del referéndum que se celebrara en 2011 para su determinación.

Por tanto lo de la ciudad de Abyei cogio por sorpresa a aquellos que esperan que la paz sea duradera en ese país que ha sufrido de tantos años de guerra y que necesita una sólida reconstrucción en todos los sentidos.

El conflicto de Abyei surgió debido a una gran tensión que sufre la ciudad enclavada en el centro del Sudan y de la cual no se sabe si en un futuro pertenecerá al Norte o al Sur del Sudan. Los dos casos son posibles puesto que sus habitantes de distintas etnias y con una mayoría Dinka suelen emigrar de Abyei hacia el Norte o hacia el Sur según la estación del calor o de las lluvias. Además Abyei posee en sus alrededores las reservas mas grandes de petróleo del Sudan aunque su explotación, refinerías y transporte se ejecute en el Norte del país. De ahí su importancia económica.

Nadie sabe lo que paso para que el conflicto estallara entre los dos ejércitos sudaneses excepto que alguien disparo un tiro y la ciudad se convirtió en un polvorín. 50.000 personas huyeron hacia distintas regiones del país y alguna ONG como la de Médicos sin fronteras se encontró en medio de todo ello cuando atendía a unos 75 niños mal nutridos en su hospital.

Parece ser que el tratado de paz se firmó en esa región sin que intervinieran los jefes y el gobierno local lo cual significa que los tratados hechos a niveles altos y que no pasan por autoridades tradicionales no tienen ninguna validez para sus gentes. Sin la referencia a aquellos que han gobernado la región por décadas la gente no sabe bien a quien acudir o que es lo que esta sucediendo. Y este vacío de autoridad determina las tensiones y es un caldo de cultivo para que se reanude la lucha armada.

Han llegado noticias de allí. Abyei aparece hoy como una ciudad fantasma, medio vacía y con su hospital, mercado, comercios y lugares importantes arrasados. Me ha escrito un amigo contándome la lastima que da ver la ciudad así y he imaginado las preguntas y reflexiones que mucha gente se hará ante estas perspectivas. ¿Por que emplear tanto esfuerzo y tiempo en reconstruir lo que se puede destruir en unas horas, y en solo unos días? Pues, por la misma razón por la que las personas que ocupan zonas de grandes riesgos climáticos, inundaciones, huracanes y terremotos regresan después de las catástrofes a recuperar lo que ha quedado y a volver a reconstruir sus hogares sabiendo el riesgo que corren de que vuelva a suceder.

El hogar de uno es el lugar al que se regresa siempre y porque el ser humano tiene entre sus capacidades la de poder levantarse siempre y resurgir de lo que aparentemente parece muerto y estéril para devolverle la vida. Siempre hay que volver a empezar. No hacerlo significaría que la Esperanza no existe y que no creemos en la convivencia y en la paz.

No hay comentarios: